Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol constituirá un 'holding' en Holanda para aglutinar sus participaciones extranjeras

Repsol, grupo petroquímico controlado por el Instituto Nacional de Hidrocarburos (INH), constituirá una sociedad holding para aglutinar todas sus participaciones en el exterior. La nueva sociedad, que se denominará Repsol BV, busca las ventajas de índole fiscal que supone la baja retribución impositiva de Holanda, país con el que no existe acuerdo de doble imposición. Repsol, que también se beneficiará de la concentración de sus participaciones en una sola cabeza, quiere acumular beneficios para reinvertirlos en proyectos internacionales.

La decisión de crear una sociedad holding fuera de España fue tomada en uno de los últimos consejos de administración del INH, presidido por Óscar Fanjul y propietario de la mayoría del capital de Repsol. La constitución de Repsol BV se ha basado, según fuentes del grupo público, en la necesidad de concentrar las participaciones que tiene en el exterior ante el continuo crecimiento que está experimentando. Sin embargo, la principal explicación hay que buscarla en el objetivo de beneficiarse lo máximo posible de las ventajas fiscales que ofrece el sistema holandés.Holanda, como otros paraísos fiscales europeos, no tiene tratado de doble imposición con España por lo que la instalación de una filial de ese tipo ofrece grandes ventajas en el área retributiva. Para la constitución de la nueva sociedad,

Repsol tendrá que recibir el permiso pertinente de las autoridades holandesas, que exigen como condiciones imprescindibles la ubicación de una oficina más o menos grande según el tamaño del negocio previsto, y la creación de empleo.

Reinversión

Una vez logrado el permiso Repsol podrá recortar sus pagos de forma significativa. En lugar del 35% reglamentado en España, puede llegar a reducirlo a menos del 5% que tendría que pagar al fisco holandés. Con el ahorro que supondrá eso para Repsol, podrá destinar todos los beneficios a nuevas inversiones, que es, precisa mente, el objetivo primordial del grupo que preside Fanjul. En caso de que los revertiera en forma de dividendo, tendría que pagar los impuestos correspondientes en España. Pero este tipo de sociedades se hacen para diferir los pagos y reinvertir los beneficios.Este tipo de holdings son frecuentes en grandes corporaciones industriales, sobre todo en el sector petrolífero. Casi todas las empresas petroleras tienen una filial en Holanda. También otras empresas cuentan con sociedades en este país, desde las que han realizado alguna de sus principales inversiones. Es el caso de Campofrío, que recuperó el capital que estaba en manos de Beatrice Foods a través de una interpuesta domiciliada en dicho país. Asimismo, Kuwait Investment Office (KIO) realizó su desembarco en España desde su filial holandesa Koolmees, principalmente. También los grandes bancos tienen subsidiarias en estos paraísos, sobre todo para operar en las áreas industriales.

Repsol englobará en Repsol BV sus participaciones externas, aunque es posible que algunas no vayan directamente. Depende, en gran parte, de la definición última del diseño operativo que debe finalizar el comité directivo del grupo. En la actualidad, Repsol cuenta con participaciones importantes en el continente americano, destacando México, donde tiene una filial y va a crear otra junto a Petróleos Mexicanos (Pemex), y Venezuela, donde va a constituir una empresa mixta con PDVSA en el sector petroquímico y negocia otros acuerdos. También tiene por diversas partes del mundo participaciones en prospección.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de mayo de 1990

Más información

  • La filial se beneficiará del tratamiento impositivo especial que ofrece el sistema holandés