Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las subvenciones al teatro privado priman a nombres consagrados

Famosos como Gustavo Pérez Puig, Alberto González Vergel, Comediants, Els Joglars, José Tamayo o Juan José Alonso Millán recibieron las mayores subvenciones que el InstItuto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) concedió el año pasado, de los casi 520 millones de pesetas concedidos a las empresas y compañías privadas.El presupuesto global para el teatro ascendió a 2.745,5 millones. Algo más del 20%,Jel presupuesto del INAEM subvencionó el teatro privado. Antes de verano, entrará en vigor una nueva normativa de subvenciones. Las ayudas, según información de la revista El Público, del Centro de Documentación Teatral del Ministerio de Cultura, abarcan desde grupos hasta proyectos, pasando por salas concertadas.

En el capítulo de sabvenciones a la producción, de un total de 140.733.333 pesetas, la mayor cantidad se la llevó la empresa Progesa, cuyo representante es Gustavo Pérez Puig, actual director del Teatro Español de Madrid tras el cese de Miguel Narros: Progesa recibió 15 millones para Música cercana y para Usted tiene ojos de mujer fatal. Catorce millones fueron para Mar i cel, de Dagoll-Dagom.

En cuanto a las subvenciones para proyectos de producción y gira, con un monto total de 33.800.000 de pesetas, Teatro de Hoy, representada por Alberto González Vergel, por Porfiar hasta morir y por El príncipe constante.

Concertados

Para subvencionar giras, el INAEM destinó 80.500.000 pesetas, con cifras que van desde los cinco millones para el Teatre Lliure (Les noces de Figaro) hasta el medio millón para La nieta del sol, de la compañía de Silvia Munt.

Entre las compañías concertadas, Comediants y Els Joglars obtuvieron 20 millones y La Fura dels Baus 15 de los 134.881.000 destinados. En cuanto a salas y teatros concertados, el Bellas Artes de Madrid, de José Tamayo, recibió 35 de los 75 millones presupuestados. Y, de los 57.758.616 para subvenciones a infraestructura de locales, el Muñoz Seca de Madrid, de Juan José Alonso Millán, se llevó 15, mientras el también madrileño Fígaro y el catalán Victoria recibían 10.

Puede observarse que la Administración apostó por nombres reconocidos. Entre los empresarios, además de Pérez Puig, González Vergel, Tamayo o Alonso Millán, aparecen Mari Paz Ballesteros, Francisco Nieva, García Moreno o Collado, además de grupos como Teatre Lliure, Dagoll-Dagom, Comediants o Joglars. Por autonomías, sólo nueve comunidades recibieron subvenciones, y la parte del león se concretó en los 332,9 millones para Madrid y los 125 para Cataluña, mientras la Comunidad Valenciana obtenía uno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de mayo de 1990