Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hora de la mujer

Nafis Sadik, directora ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas, tiene muy claro que para lograr una mayor calidad de vida y resolver los problemas demográficos, la mujer tiene un papel especial que desarrollar, "pero es preciso mejorar antes la condición social de las mujeres y promover su acceso a la educación y a la salud, sobre todo en el mundo en desarrollo". Para ello habrá que superar, según el informe de las Naciones Unidas, el "ciclo de sacrificios" que hace que la mujer en la mayor parte de estos países sea la que produce los alimentos, críe a los hijos y haga las tareas domésticas.La educación de estas madres será el factor más importante para la reducción del tamaño de la familia y la supervivencia de los hijos. Habrá que resolver, por otra parte, la desigualdad que persiste en la actualidad en relación con mujeres analfabetas. En 1985 sólo el 51% de las mujeres sabía leer, frente a un 72% de hombres con esa condición.

La desigualdad de la mujer se manifiesta también en la esterilización. El número de mujeres esterilizadas es más del doble del de hombres esterilizados: 119 millones de mujeres frente a 45 millones de hombres. Los dispositivos intrauterinos (DIU) son el segundo método más utilizado, con 84 millones de usuarias. La píldora es adoptada por 67 millones de mujeres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de mayo de 1990