Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una huelga de funcionarios paraliza la Administración de Nicaragua

La presidenta de Nicaragua, Violeta Chamorro, anunció ayer la anulación de la reforma agraria acordada durante el Gobierno del Frente Sandinista y anunció que su gabinete procederá a una revisión de las confiscaciones de tierras efectuadas durante los últimos diez años.Chamorro, por otra parte, calificó de "sabotaje" la huelga general de 48.000 empleados públicos, iniciada el jueves, que ha paralizado su Administración, y amenazó con proceder al despido de quienes mantengan el paro.

La estatal Unión Nacional de Empleados (UNE) convoco la huelga, con carácter indefinido, en demanda de aumentos salariales y como protesta por la suspensión de la ley de servicio civil. La presidenta compareció ayer en una rueda de prensa, acompañada por sus 14 ministros, para informar que todos los decretos de ley promulgidos por el Gobierno sandinista entre el 25 de febrero y el 25 de abril, fecha en que fue investida en su nuevo cargo, serán estudiados de nuevo.

Las propiedades de los altos mandos sandinistas también serán revisadas, pero el decreto ley no afectará a las cooperativas que cumplan una función social, ni a las personas menos privilegiadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de mayo de 1990