Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botho Strauss presenta 'Visitante' en el festival de teatro de Berlín

Con la obra de Botho Strauss Besucher (Visitante), del Thalia Theater de Hamburgo, los Encuentros Teatrales de Berlín hicieron una diana inaugural, al entrar directamente en materia apariencia y realidad del teatro alemán contemporáneo. La representación tuvo lugar en el teatro de la Freie Volksbhühne, que tras una larga crisis celebrará su centenario cerrando sus puertas para ser renovado tanto arquitectónicamente como estructuralmente.Besucher (Visitante) es una obra de dimensiones cuasi metafísicas en la que, a través de una complicada trama, se van entrelazando las posibilidades de la realidad aparente con las manifestaciones de apariencias reales tema absolutamente clásico en e teatro, desde la comedia de los errores o mejor El sueño de una noche de verano de Shakespeare -obra modernizada y adaptada por el propio Bhoto Strauss bajo el título de Der Park (El parque 1983)- hasta Pirandello con sus Seis personajes en busca de autor o nuestro Unamuno o los Adamovs y Ionescos del teatro de absurdo.

Max, un actor llegado de la RDA, que siempre ha tenido como ídolo al gran actor y vieja gloria Karl Joseph, ensaya por fin una obra con él como invitado especial. Max se siente más y más frustrado por la confrontación que supone su forma de actuar realista y en busca de la sinceridad, frente a la histriónica técnica, brillante y efectista de la vieja escuela. Lena, su mujer, intenta ayudarle a que exprese y valore sus sentimientos más íntimos. Pero Max se enamora de Edna, la actriz, una atractiva comedora de hombres militante ecologista, protectora de animales. Estalla el conflicto emociona en el momento en que Max es invitado por error a una rueda de prensa en la radio y completamente borracho intenta decir sus cuatro verdades. En un bar a altas horas de la madrugada entra en conversación con una atractiva mujer que pretende algo de él sin darse cuenta de que es ciega mientras la imagen de un carte se hace viva y un fotógrafo con la figura de Karl Joseph maltrata a la modelo y Lena transita por el bar como el fantasma del padre de Hamlet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de mayo de 1990