Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Thatcher y Kohl analizan el papel de la Alemania unida en Europa

La primera ministra británica, Margaret Thatcher, y el canciller de la República Federal Alemana (RFA), Helmut Kohl, iniciaron ayer una serie de conversaciones, que concluyen hoy, en las que analizaron el papel de la futura Alemania en Europa y en la OTAN.Las malas relaciones personales entre el canciller Kohl y la primera ministra Thatcher, preocupan en Bonn, aunque el posible papel negativo del Reino Unido en el proceso de unidad alemana no se considere declisivo, informa José M. Martí Font desde Bonn.

El encuentro de ayer se produjo en la calma atmósfera de Cambridge, donde Thatcher y Kohl participaron en la 40ª reunión de la llamada Conferencia de Koningswinter, un grupo informal bilateral de políticos, d'plomáticos, industriales, profesores y otros líderes de opínion que desde el final de la guerra trata de acercar los puntos de de vista de ambos países. Ambos concluirán hoy su ronda de entrevistas con la tradicional cumbre británico-germana a celebrar en Downing Street.

El canciller acude al Reino Unido reforzado con el espectacular éxito de sus correligionarios en las elecciones en la República Democrática Alemana y en muy bajas horas políticas para Thatcher, que incluso ha provocado un roce con su huésped al declarar al semanario Der Spiegel que Kohl le confesó en diciembre que no tenía intenciones de reconocer la frontera oriental germana .Bonn ha desmentido inmediatamente este particular.

Esta disputa ha quitado relevancia a otro pasaje de la entrevista en el que Thatcher reconoce que "hemos de hacernos a la idea de que en el futuro habrá un país en Europa que será más fuerte que todos los demás".

"Mi objetivo es la construcción de los Estados Unidos de Europa", afirmó anoche He]mut Kohl en el programa La hora de la verdad de la cadena televisiva francesa Antenne 2, informa Javier Valenzuela desde París. Durante una hora, Kohl respondió al mterrogatorío de tres periodistas franceses con la reiterada proclamación de su europeismo, la reafirmación de que la pareja francoalemana sigue siendo "el corazón de la construcción europea" y, sin citarla, varias alusiones a Margaret Thatcher como principal obstáculo a la aceleración de la unión política de Europa. "La década de los 90 será la de los europeos, no los japoneses", dijo Kohl. Aún más, Kohl expresó su deseo de que, "antes de este fin de siglo, los europeos elijan por vía parlamentaria o sufragio universal su primer presidente común".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de marzo de 1990