_
_
_
_

Las exposiciones de Van Gogh en Holanda sólo se podrán ver con cita previa

Se prevé la asistencia de 1.400.000 personas a las muestras de Amsterdam y de Otterlo

ENVIADO ESPECIAL El año de Van Gogh comienza mañana, viernes, en los Países Bajos con la inauguración oficial por la reina Beatriz de las exposiciones de pinturas y dibujos de Vicent van Gogh (Zundert, 1853-Auvers, 1890). Del 30 de marzo (aniversario del nacimiento del artista) al 29 de julio (fecha del centenario de su muerte), las retrospectivas más amplias y rigurosas, con 133 cuadros y 248 dibujos, serán vistas en Amsterdam y en Otterlo por 1.400.000 personas.

Entre las pinturas no figura Los lirios, recientemente comprada por el museo J. Paul Getty de Malibú (California) tras ser subastada en 6.114 millones de pesetas. El museo Nacional Vicent van Gogh, en Amsterdam, sede desde 1973 del legado del artista, y el museo Nacional Kröller-Müller, en Otterlo, a 80 kilómetros de Amsterdam y en medio del parque nacional de Hoge Veluwe, que contiene una de las grandes colecciones de arte moderno, son los dos puntos de referencia de las celebraciones del centenario del pintor holandés. A lo largo del año se sucederán exposiciones, con ciertos, festivales de cine y teatro, ópera, congresos, publicaciones y homenajes en diversos lugares de los Países Bajos.Junto a este programa que tiene un presupuesto de 1.500 millones de pesetas, a cargo de instituciones públicas y privadas, la imagen de Van Gogh ya está impresa en camisetas, bolsas, tarjetas, corbatas, perfumes, medallas e, incluso, preservativos. Por este motivo se ha montado, con la oposición de los ciudadanos, en la plaza de los Museos de Amsterdam, un pueblo Van Gogh, con tiendas, bares y restaurantes bajo enormes carpas blancas, como símbolo de la cultura material en torno a un genio del arte.

El propio Vincent van Gogh es el comisario de las dos retrospectivas, ya que los organizadores han seguido el testimonio del artista sobre su obra, desmenuzado en cerca de 800 cartas que en 20 años escribe, sobretodo, a su hermano Theo y a sus amigos pintores Rappard y Bernard. Van Gogh recuerda a menudo que no considera sus trabajos de forma aislada sino que se preocupa "constantemente del conjunto" de su obra. En otras ocasiones es más tajante: "Por fin, El segador está terminado, creo que es uno que colgarás en tu casa".

Los 133 cuadros expuestos en el museo Nacional Van Gogh, desde la Muchacha en el bosque, de 1882, a las Raíces y troncos pintado pocos días antes de suicidarse, se presentan en un recorrido cronológico y a veces agrupados en series, según una rigurosa selección. El museo, tras varios meses de reforma, ha potenciado la luz natural desde el techo que resbala en unos nuevos paneles prefabricados junto a los suaves tonos de las antiguas paredes. La visita se inicia en el piso superior, donde a través de 45 cuadros se recorren obras pintadas en La Haya, Nuenen, París y Arlés, y el resto ocupa el primer piso con cuadros fechados en Arlés, Saint-Remy y Auvers. Entre las obras figuran Comedores de patatas, El tejedor, El café nocturno, La habitación, La casa amarilla, retratos de Millet, Boch, Escalier, Ginoux y Roulin y cuatro autorretratos.

Si es difícil ver reunidas estas obras maestras, que el propio pintor calificaba de cuadros y no de ejercicios, será imposible que se vuelvan a exponer los dibujos de Van Gogh. J. Van Gogh, presidente de la Fundación Van Gogh y último eslabón familiar del artista, declaró que será muy difícil arriesgarse a deteriorar la fragilidad de los dibujos y separar una selección cuando el propio pintor los concibió como una serie.

Tapar la luz

El museo Nacional Kröller-Müller, proyectado como una unidad entre arte y naturaleza, se ha visto obligado a tapar con pintura las claraboyas que enviaban luz natural indirecta para adecuarse a las normas de exposición de dibujos. También aquí se han seguido las indicaciones del propio pintor sobre el carácter definitivo de algunos dibujos, que más parecen cuadros, y se exponen en secuencias temporales.

El centenario de Van Gogh va a presentar también un conjunto de exposiciones en diversas ciudades, entre las que figura la muestra de un conjunto de cartas con bocetos, las antológicas de Frans Hals (maestro del siglo XVII) y de su amigo Emile Bernard; la influencia de Van Gogh en artistas modernos, entre ellos Picasso y Miró; homenajes de Arnulf Reiner y Jiri Kolar, los carteles de artistas internacionales (donde está Antoni Tapiès); la presentación del Estudio para Van Gogh V, de Francis Bacon, y varias colecciones de fotografía, entre ellas la del holandés Paul Huf, que se expone hasta el domingo en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid.

Entradas con hora

Las entradas para las retrospectivas en Amsterdam y Otterlo no se venden en los museos. En los últimos meses los organizadores han puesto en marcha la venta anticipada con el día y la hora. Según los últimos datos se han vendido ya 500.000 entradas (340.000 para el museo Van Gogh y 160.000 para el museo Kröller-Müller). En total se esperan 1.400.000 visitantes sobre la previsión de que cada hora permanezcan 500 personas. El horario es, de martes a sábado, de 9.00 a 2 1.00 horas, y domingo y lunes, de 9.00 a 18.00. La entrada a un museo cuesta 20 florines ( 1.140 pesetas), y 35 florines (2.000 pesetas) a los dos. En España los formularios de reserva de entradas se pueden solicitar únicamente en la Oficina de Turismo de Holanda (Gran Vía, 55-4G; 28013, Madrid. Teléfono: 91/5415828. Fax: 542.882.41). Los amigos de Museos de Cataluña (Palau Virreina, Rambla, 99. Teléfono: 301 43 79) organizan un viaje a Amsterdam del 27 de abril al 1 de mayo. La compañía KLM en sus nueve oficinas ofrece viajes con entrada incluida, que ya están cubiertos hasta finales de Junio.El catálogo de las retrospectivas se publica en dos volúmenes, dedicados a las pinturas y a los dibujos. El precio en rústica es de 97,50 florines (unas 5.528 pesetas) y en tapa dura con estuche 179 florines (unas 10.149 pesetas). En la apertura de las exposiciones habrá ediciones en holandés e inglés. Por problemas editoriales se han retrasado las versiones en español, francés e italiano.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_