El ex miembro de la Junta chilena Leigh, herido en Santiago de cinco balazos

El ex comandante en jefe del Ejército del Aire chileno y antiguo miembro de la Junta, general retirado Gustavo Leigh, fue herido ayer en un atentado. Leigh se encontraba en su despacho cuando dos individuos entraron en el inmueble y le dispararon a bocajarro. El general, que recibió al menos cinco impactos de bala, fue trasladado de inmediato - al hospital militar del aire y se encuentra en estado "crítico".

Leigh fue destituido de su puesto en la junta en 1978, por desavenencias con el general Augusto Pinochet. Desde su puesto de comandante de la fuerza aérea fue quien ordenó el bombardeo del Palacio de la Moneda durante el golpe militar que derrocó al presidente Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973.Los disparos le alcanzaron en la cara, los brazos y las piernas. Una portavoz del hospital militar donde se encuentra ingresado aseguró que Leigh sufre traumatismo craneal. Al parecer, una de las balas le entró por un ojo.

El también general retirado del Ejército del aire Enrique Ruiz, que se encontraba con Leigh en el momento del atentado, resultó igualmente herido por tres impactos de bala.

Una voz anónima que decía pertenecer a un miembro del izquierdista Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), reivindicó el atentado en diversas llamadas telefónicas a varios medios de comunicación. "Hoy [ayer], hemos tratado de hacer justicia matando al general Leigh, uno de los más crueles ideólogos por los miles de asesinatos cometidos durante la dictadura". Sin embargo, Francisco Escobar, portavoz del FPMR, afirmó desde la cárcel donde se encuentra recluido que su organización no tiene nada que ver con la acción terrorista.

El atentado, ocurrido a las 11.00 de la mañana (16.00, hora peninsular española) ha sumido en la consternación al reciente Gobierno democrático de Chile. El presidente Patricio Aylwin, que asumió el poder hace diez días, suspendió todos las audiencias previstas en el Palacio de la Moneda para el día de ayer.

El jefe del Alto Estado Mayor, Fernando Matthei, afirmó que el atentado "no contribuye al clima francamente positivo que tiene la transición democrática".

Todos los partidos políticos han expresado su condena y su repulsa por la acción terrorista. El ministro del Interior, Enrique Kraus, ha pedido a la policía una investigación exhaustiva de los hechos,

Grupos defensores de los derechos humanos acusaron a Leigh de ser el responsable de la desaparición de 10 dirigentes comunistas entre 1976 y 1977, mientras se encontraban encarcelados. En agosto de 1986, un juez dictó la orden de detención contra Leigh y otros 39 encausados (de los que 37 eran militares), pero la Corte Suprema dictó ese mismo octubre una resolución por la que se aplicó a los 40 acusados la ley de amnistía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de marzo de 1990.

Lo más visto en...

Top 50