Cataluña contará con un presupuesto expansivo, con un crecimiento del 23%

El conseller de Economía y Finanzas de la Generalitat de Cataluña, Macià Alavedra, entregó ayer al presidente del Parlamento regional, Joaquín Xicoy, el proyecto de presupuesto de la Generalitat para 1990, que asciende a 1,064 billones de pesetas, con un crecimiento del 23,1% sobre el año anterior. Alavedra afirmó que se trata de un presupuesto expansivo que responde a la necesidad de mejorar las infraestructuras de Cataluña y a las inversiones a acometer frente a los Juegos Olímpicos de 1992.

El incremento de las inversiones y transferencias de capital en un 45,2%, el aumento del endeudamiento en un 60% para sufragar el fuerte ritmo inversor y el crecimiento de los gastos corrientes en un 18,3% constituyen desde el ángulo del gasto algunos de los principales ejes del proyecto de presupuestos de la Generalitat para 1990 entregado ayer por el conseller de Economía y Finanzas de la Generalitat, Macià Alavedra, al presidente del Parlamento regional Joaquín Xicoy.El crecimiento total del presupuesto consolidado de la Generalitat (incluidos sus organismos autónomos) será en 1990 del 23,1% hasta alcanzar los 1,064 billones de pesetas. Se trata de un presupuesto calificado por el propio Macià Alavedra de expansivo y que contrasta con la moderación de los Presupuestos Generales del Estado para 1990, que crecerán un 9,4%.

El conseller de Economía y Fianzas de la Generalitat defendió el carácter expansivo del presupuesto afirmando que se justifica, en parte, por las importantes inversiones públicas a realizar de cara a los Juegos Olímpicos. Las declaraciones de Alavedra defendiendo el carácter expansivo de los presupuestos coinciden con las manifestaciones realizadas en la noche del martes por el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, asegurando que el crecimiento del gasto tiene como objetivo modernizar Cataluña.

Juegos Olímpicos

Según los documentos presentados ayer por Alavedra al Parlamento regional, la Generalitat destinará este año 23.937,9 millones a distintos aspectos relacionados con los Juegos Olímpicos, 12.400 de los cuales serán financiados mediante el recurso a endeudamiento público. Alavedra añadió que buena parte del resto de inversiones previstas obedecen a la puesta en marcha y continuación de obras de infraestructuras.

Otro factor que ha presionado al alza los gastos presupuestarios es el incremento de las operaciones corrientes, dentro de los cuales los gastos de personal -la principal partida de este capítulo- tienen una previsión de crecimiento del 18,9%.

Los gastos corrientes absorben el 80,16% del presupuesto total de la Generalitat para 1990, mientras que las inversiones, pese a su elevado crecimiento porcentual, representan el 18,3% del total.

El presupuesto prevé una subida salarial del 6% para los funcionarios dependientes de la Generalitat y de 52.600 pesetas lineales como reconocimiento de la llamada deuda social por la pérdida de poder adquisitivo del último año.

Desde el ángulo de los ingresos, la partida que más crece es la correspondiente a los tributos cedidos que administra la Generalitat de Cataluña, aunque este capítulo representa apenas una sexta parte de los ingresos totales del presupuesto catalán.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS