Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe González considera cerrada la primera fase de la concentración y debe decidir las nuevas mesas que se van a abrir

El presidente del Gobierno, Felipe González, comunicará previsiblemente hoy ante el Consejo de Ministros el final de la primera fase de la concertación, después de cerrar las mesas con, impacto en los Presupuestos Generales de 1990, según la información facilitada anoche por los representantes de la Administración a los sindicatos en la reunión negociadora sobre formación profesional.Esta primera fase ha incluido la subida de las pensiones, la ley de pensiones no contributivas, la deuda social para funcionarios y jubilados, la cláusula de revisión para ambos colectivos, el subsidio agrario, el control sindical de las contrataciones y el decreto de cotizaciones a la Seguridad Social. De este modo quedan pendientes para una segunda fase algunos flecos relacionados con la formación profesional, como la mesa bipartita con la CEOE y la negociación trilateral.

Ahora Felipe González concretará ante el gabinete los temas que podrán abordarse en las futuras mesas de diálogo. La propuesta de los sindicatos contempla la reforma fiscal, la revisión de las 14 modalidades de contratación temporal, la vivienda social y el incremento de la cobertura de desempleo, entre otras cuestiones.

La nueva singladura negociadora también contendrá el tratamiento de los puntos pendientes que no pudieron cerrarse anoche con las centrales yque hoy tratará la Administración con la patronal CEOE. El ejercicio del derecho a la formación continua y la reforma del sistema educativo serán dos de los puntos que se abordarán en la mesa tripartita en una fecha todavía no fijada.

Al cierre de esta edición, y tras ocho horas de discusiones, CC OO, UGT y el Gobierno no habían logrado llegar a un acuerdo para fijar un plan de choque sobre formación y empleo para los colectivos más necesitados, así como en la elaboración de un estatuto que regule la participación sindical en los programas del Fondo Social Europeo. Con el plan de choque persiguen crear nuevos programas de reciclaje dirigidos a los colectivos de jóvenes afectadospor el fracaso escolar. Menores de 18 años sin el título de graduado escolar son 900.000 y los sindicatos proponen identificar la población mayor de 18 años y hasta 25 en la misma situación. Estos programas de apoyo también deberían afectar a propuesta de las centrales a los parados de larga duración, mujeres que quieren volver al mercado laboral y trabajadores de las zonas rurales.

El encuentro estuvo encabezado por parte del Gobierno por el secretario general de Empleo, Álvaro Espina, ante la ausencia del ministro Manuel Chaves que permaneció reunido en La Moncloa con el vicepresidente del Ejecutivo, Alfonso Guerra, cerrando los presupuestos de la Seguridad Social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de febrero de 1990