Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESPACIOPor turnos

La estación espacial de Madrid logró ayer la primera respuesta de la sonda 'Giotto'

A las 16.06 de ayer, en la estación que la agencia espacial norteamericana NASA tiene en Robledo de Chabela (Madrid) se recibió la primera señal procedente de la sonda espacial Giotto, que permanecía hibernada a 150 millones de kilómetros de la Tierra desde hace cuatro años. "Hemos conseguido lo más importante: saber que está viva", explicó a EL PAIS el ingeniero jefe, José Manuel Urech.La estación madrileña inició a primera hora de la mañana las operaciones de reactivación del vehículo, enviando cientos de señales comando a través de una antena de 70 metros de diámetro conectada a un transmisor de 100 kilovatios de potencia.

Los centros espaciales de la NASA en Madrid, California y Camberra (Australia), coordinados desde el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC) de Darmstadt, en Alemania Occidental, se turnarán para despertar del largo sueño a todos los equipos de la sonda Giotto, y posteriormente reorientar su trayectoria hacia una nueva misión.Los expertos fijaron un plazo de 35 días para realizar estas maniobras, aunque después del primer resultado obtenido podrían llevarse a término en cuatro o cinco, en opinión de Urech.

Giotto, que se encontró en 1986 con el cometa Halley, está siendo preparada para ir en busca del cometa Grigg-Skellerjup y fotografiarlo a partir del 10 de julio de 15192.

La primera fase de localización del aparato, desde España, se prolongó hasta las 22.15 horas. La antena empleada al efecto en la estación madrileña de Robledo de Chabela ha sido cedida durante algo más de un mes por la NASA para esta misión. La segunda etapa de la reactivación comenzó a media noche, prolongándose hasta las seis de la madrugada de hoy martes. El ESOC y, la estación espacial de Goldstone (California) dirigían la operación. La instalada en Camberra protagonizará un tercer intento hasta las once de esta mañana.

Portavoces del ESOC aseguraron ayer que despertar a Giotto resultará difícil, y por eso el programa de, reactivación incluye revisiones semanales de las maniobras. Cuando se logre que la antena de la sonda espacial enfoque la Tierra, los astrónomos tratarán de ponerla en marcha para saber si funciona correctamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de febrero de 1990