ESPACIO

Despiertan a la sonda 'Giotto', hibernada desde su encuentro con el cometa Halley en 1986

A partir de hoy comienzan las maniobras de reactivación de la sonda espacial Giotto, que permanece hibernada y viajando en una órbita heliocéntrica de unos 10 meses de duración desde el pasado 2 de abril de 1986, 20 días después de su encuentro con el cometa Halley. Si la sonda recupera todas sus funciones tras el prolongado sueño de cuatro años, podrá ser dirigida hacia el cometa Grigg-Skellerjup y aproximarse al astro el 10 de julio de 1992. Será ésta la primera vez que un vehículo así dormido y situado ahora a 150 millones de kilómetros de la Tierra es recuperad.o y acondicionado para una nueva misión. El intento tendrá lugar en el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC) de Darmstadt, cercano a Francfort.En septiembre de 1987 Giotto se encontraba detrás del Sol y allí permaneció hasta la primavera de 1988. A partir de entonces, la distancia de la Tierra se redujo por el movimiento de traslación y será mucho menor en julio de 1990, cuando nuestro planeta llegue a esa zona. Si para entonces la sonda espacial ha abandonado su posición o ésta dificulta su puesta en marcha, la misión podría fracasar, según Manfred Grensemann, gerente del proyecto que opera en el Centro Europeo de Tecnología del Espacio (ESTEC), situado en la ciudad holandesa de Noordwijt.

Grigg-Skellerjup es un cometa "viejo", desde el punto de vista evolutivo, según los astrónomos, pero también el más interesante después de Halley. Su relativa falta de actividad no ha impedido el diseño de una larga serie de experimentos, que incluyen fotografías del núcleo para averiguar su tamaño, forma, capacidad reflectante y la morfología de su superficie. La densidad, distribución y propiedad ópticas de sus cenizas o polvo y la determinación de la concentración de electrones aparecen también en el nuevo programa de Giotto. Junto a estas pruebas, los expertos esperan poder observar los iones de la atmósfera del cometa (COMA).

Los técnicos ignoran aún si la cámara de la sonda espacial continúa en perfectas condiciones. Los análisis tras su encuentro con Halley mostraron que había sufrido erosiones. A pesar de ello, se sabe que Giotto funciona y, de lograr su reactivación, sus dispositivos están preparados para soportar otra misión.

Ocho meses de viaje

Durante la fase de estudio previo al intento de puesta en marcha del día 19, se pensó en dirigirla hacia el núcleo de Grigg-Skellerjup. Al parecer, resulta poco probable que Giotto choque con éste dado su reducido tamaño. El margen de enfoque previsto será también pequeño, sólo unos cientos de kilómetros, y de ahí que los expertos esperen unas imágenes mucho mejores a las tomadas en 1986 a más de 2.000 kilómetros del núcleo de Halley, un cometa rico en polvo.Para esta misión Giotto fue lanzada el 2 de julio de 1985 desde Kourou, en la Guyana francesa. Era la primera sonda de la Agencia Espacial Europea (AEE) y también la primera de carácter científico impulsada por Ariane. Ocho meses después Giotto encontró a Halley.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 18 de febrero de 1990.

Lo más visto en...

Top 50