Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ercros concentrará su producción de fertilizantes en seis fábricas, con una plantilla de 4.400 personas

El grupo químico Ercros, integrado en Torras, va a realizar una nueva reestructuración del sector de fertilizantes, en el que tiene un control prácticamente total a través de Fertilizantes Españoles (FESA) y Enfersa. Para ello ha elaborado un plan cuyo objetivo básico es la concentración de los centros de producción en seis núcleos y la consecuente adaptación y modernización de éstos. El plan, que supondrá la reducción de una tercera parte de la plantilla, prevé inversiones de 9.000 millones de pesetas en los próximos dos años.

El objetivo final del grupo químico es estar presente en todos los segmentos de producción del sector de fertilizantes y concentrarlos en los centros de Avilés (Asturias), Sagunto (Valencia), Puertollano (Ciudad Real), Cartagena (Murcia), Sevilla y Huelva. El paso previo, que constituye la primera fase de la estrategia elaborada por la sociedad química, se centra en el cierre de varias plantas.De hecho, la reorganización del sector de fertilizantes, contemplada en la política de reconversión del Ministerio de Industria, comenzó cuando se alcanzó la fusión de Explosivos Río Tinto (ERT) con la Sociedad Anónima Cros y la constitución de Fertilizantes Españoles a partir de Fosfórico Español, antigua FESA. Entonces, se decidió el cierre de seis de las 19 plantas con que contaba (Madrid, Valencia, Mongat, La Coruña, La Felguera y Mérida). Algunas de ellas se encuentran todavía en proceso de cierre, como es el caso de La Coruña y Mérida. Con la adquisición al INI de Enfersa, de la que Ercros controla el 80%, el número total de plantas se elevó en tres y Ercros puso en marcha el diseño del plan de reestructuración que ahora negocia con los sindicatos. Según éste, el ajuste definitivo acabará aceptando a las plantas de Luchana (Vizcaya), Santander, Zaragoza, Lérida, Castellón, Málaga y la de sulfúrico de Cartagena. Al tiempo, se integrarán las tres de Huelva, las dos de Sevilla y las dos que restan en Cartagena.

Empresa única

La concentración en seis polos de producción persigue, según el documento elaborado por los responsables de FESA y Enfersa, evitar los cuellos de botella que provoca la atomización y ganar competitividad en los mercados nacionales e internacionales. No obstante, esta racionalización supondrá la reducción de 1.800 personas de la actual plantilla de 6.200. Según las fuentes consultadas, las negociaciones están gozando de un clima de receptibilidad por parte de los representantes sindicales.La intención de Ercros es que este proceso se produzca en los dos próximos años para después abordar nuevas metas, que, incluso, pueden producirse mientras se lleva a cabo la reestructuración. Entre esos objetivos destacan posibles acuerdos con grupos europeos del área mediterránea. Ercros ya ha entablado contactos con la firma francesa Orchein y la italiana Enimont en aras de ampliar el proceso de reestructuración de la industria de fertilizantes a todo el sur de Europa.

El plan estratégico de FESA y Enfersa implicará unas inversiones de 9.000 millones, dirigidas a la adaptación de los seis núcleos que queden a las exigencias productivas.

A corto plazo se espera, asimismo, alcanzar la fusión de las dos empresas, que, además, pueden adoptar una nueva denominación. En principio, se había aceptado la de Fertilizantes Españoles, pero existen partidarios de estudiar otras posibilidades. De momento, el grupo presidido por Javier Vega de Seoane ha llevado a cabo una reorganización previa del organigrama nombrando a José Manuel Pardo de Santayana, hasta ahora director general de Enfersa, consejero-delegado de ambas sociedades. Actualmente, el presidente de FESA es Juan Antonio Delgado, mientras que en Enfersa continúa como titular Antonio Valcarce.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de febrero de 1990

Más información

  • El plan estratégico, que supone el cierre de siete centros más, prevé inversiones de 9.000 millones de pesetas