Bernaola y Cano Lasso, académicos de Bellas Artes

El compositor Carmelo Bernaola y el arquitecto Julio Cano Lasso fueron elegidos ayer académicos de número de la Real de Bellas Artes de San Fernando. El primero ocupará la plaza de Ernesto Halffter, y el segundo, la de Fernando García Mercadal. Luis García Berlanga fue uno de los firmantes de la propuesta de Bernaola, como reconocimiento a sus numerosas composiciones para el cine.

Según Federico Sopeña, director de la institución, la elección de Bernaola completa la entrada en la Academia "de la vanguardia de hace 40 años". "Es de la generación de Cristóbal Halffter y de Luis de Pablo. Los tres tienen ahora 60 años, y representan la vanguardia convertida en magisterio, ya que son profesores los tres".Junto a Berlanga, firmaron la propuesta de Bernaola Antón García Abril y Carlos Romero de Lecea. El compositor, nacido en Ochandiano (Vizcaya) en 1929, es autor de obras como Heterofonías (1965), Sinfonía en do (1974), Relatividades (1971), Ayer... soñé que soñaba (1975) o Superposiciones variables (1967). Premio Nacional de Música, es director del conservatorio de Vitoria y profesor excedente de la Banda Municipal de Madrid.

Julio Cano Lasso, nacido en 1920, fue propuesto por Fernando Chueca Goitia, José María García de Paredes y Ramón Andrada, y a sus méritos profesionales se une, según Federico Sopeña, el hecho de que es un hombre "muy querido entre sus colegas". Entre las obras de Cano Lasso figuran las universidades laborales de Almería, Orense y Albacete, centros de formación profesional en Vitoria, Pamplona y Salamanca, la transformación en hotel de los Reyes Católicos del Hospital Real de Santiago de Compostela., la restauración del cuartel del Conde Duque de Madrid y de la central de comunicaciones por satélite de Buitrago.

Natural de Madrid, en cuya escuela de arquitectura se tituló en 1949, es uno de los maestros de la arquitectura española contemporánea. Pertenece a una generación en la que figuran nombres como Francisco Javier Sainz de Oiza, Cabrero, Corrales, Molezún y Antonio Fernández Alba. Cano Lasso ha definido su arquitectura como "racionalismo de ladrillo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de febrero de 1990.