Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Resoluciones contradictorias de la Audiencia Nacional demorarán el juicio contra Amedo

La Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional, que preside el titular del organismo, Fernando de Mateo, ha adoptado resoluciones contradictorias sobre el tribunal del caso Amedo. Estas decisiones influyen en la composición de la sala que juzgará al subcomisario José Amedo y al inspector Michel Domínguez por su relación con la organización de atentados de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), y retrasarán la celebración del juicio contra los agentes, que estaba previsto inicialmente para mediados de este año. Además, alguna de las sustituciones de magistrados puede vulnerar la Constitución y la ley Orgánica del Poder Judicial.

MÁS INFORMACIÓN

La Sala de Gobierno admitió en octubre de 1989 la abstención de los magistrados Roberto Hernández y Alfredo Vázquez en el sumario 1/88, considerado el principal del caso Amedo, al haber dado por concluida la investigación, y debido a que al haber sido instructores de la causa no podían formar parte del tribunal juzgador.Sin embargo, el citado órgano de gobierno, un mes después y en el segundo sumario (9/89), relativo al asesinato del refugiado Juan Carlos García Goena, no aceptó la abstención formulada por Hernández y Vázquez por considerarla prematura. Los momentos procesales en los que estos magistrados plantearon que debían ser sustituidos eran idénticos, exactamente tras dictar auto de conclusión de sumario.

Rebuscada interpretación

Por si este hecho no fuera poco contradictorio, el presidente del tribunal, Juan Manuel Orbe, que desde hace más de un año se encuentra intermitentemente de baja por enfermedad, se reincorporó en diciembre a la Audiencia y formuló su abstención en los dos procesos en los que están acusados los dos policías. La Sala de Gobierno admitió la abstención de Orbe en las dos causas, lo que además ha dado lugar a una polémica sustitución. (ver abajo)

Los dos procesos más importantes contra los GAL son los sumarios 1/88 y 9/89 del juzgado 5 de la Audiencia Nacional en los que están procesados Amedo y Domínguez. El primero se refiere al reclutamiento de mercenarios de los GAL y los atentados contra los bares Batzoki y La Consolation en el sur de Francia. El segundo trata del asesinato del profugo, del servicio militar, Juan Carlos García Goena.

Debido a la condición de policías de Amedo y Domínguez, las causas contra ellos debían ser instruidas por un tribunal y no por un único magistrado. Este órgano estaba compuesto por Juan Manuel Orbe, Roberto Hernández y. Alfredo, Vázquez, quienes para agilizar las investigaciones delegaron en el juez instructor Baltasar Garzón.

Cuando en otoño fueron concluidos los dos sumarios se planteó la necesidad de sustituir a los magistrados que integraban la sala, ya que no pueden ser los mismos magistrados los que instruyan los casos y los que posteriormente los juzguen.

En el sumario principal la Sala de Gobierno admitió sin problemas la abstención de los magistrados Hernández y Vázquez (Orbe estaba de baja en esas fechas) y estableció un criterio para su sustitución que resultó extraño y polémico debido a que por una inusual interpretación del concepto de antigüedad las sustituciones recayeron en magistrados a los que teóricamente no les correspondía pertenecer al tribunal (véase EL PAÍS del 2 de noviembre de 1989).

Un mes más tarde, en el segundo sumario, los magistrados citados volvieron a abstenerse. La Sala de Gobierno, sin embargo, no aceptó en esta ocasión la abstención de los instructores por considerarla prematura. Los magistrados continuaron con el caso, lo que originó que fueran recusados por el fiscal. Todos estos trámites (se ha incoado un expediente de recusación que tendrá que ser resuelto por una sala especial) Suponen un evidente retraso para la celebración del juicio.

Tras las resoluciones contradictorias de la Sala de Gobierno, Orbe se reincorporó en diciembre a la Audiencia Nacional y formuló su abstención en los dos sumarios del caso Amedo. El órgano de Gobierno de la Audiencia Nacional ha admitido la abstención en los dos casos, en lo que fuentes jurídicas consideran como "una nueva incoherencia con sus propias decisiones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de enero de 1990

Más información

  • Las irregulares sustituciones de miembros del tribunal pueden conculcar la Constitución y la LOPJ