Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El romanista Jaume Vallcorba propone una nueva lectura de la 'Chanson de Roland'

La identificación entre el cantar de gesta caballeresco conocido como la Chanson de Roland y la gesta o pasión de Jesucristo en la imaginería popular medieval, así como el carácter literario y erudito de la más fiable y antigua transcripción del cantar que ha llegado hasta nuestros días son dos de las innovaciones en la lectura de este clásico de la cultura popular y la tradición literaria europea que propone el editor y romanista Jaume Vallcorba en el libro Lectura de la Chanson de Roland, publicado en Ediciones Sirmio, de Barcelona.

Para ValIcorba, su propuesta de lectura del poema medieval parte de "una curiosidad por saber qué sucede dentro de esa historia emblemática, de un deseo de analizar el valor del término gesta en el contexto de la historia y de una voluntad de poner de manifiesto la enorme cantidad de ideología que hay en la literatura medieval".

Vallcorba, que ha realizado su ensayo sobre la Chanson de Roland, o Cantar de Roldán, a partir de una transcripción del siglo X conservada en la Biblioteca Bodleiana, de Oxford, y conocida como el Digby 126 de Oxford, analiza no sólo los referentes ideológicos y metafóricos de figuras como Roldán, su enemigo Ganelón y el emperador Carlomagno en el poema, sino que rastrea en la transcripción empleada vestigios de la identidad literaria del transcriptor, que pareció dotar a su versión de una estructura más compleja, más literaria, que la de la tradición oral.

"Yo creo", afirma Vallcorba, que el Cantar de Roldán lo compuso una persona que operó a partir de pequeños cantares, tradiciones orales y distintos materiales rolandianos".

Al servicio divino

El autor de este ensayo, que es también profesor de literaturas románicas medievales en la universidad de Barcelona, explica que "el Cantar de Roldán es uno de los primeros ejemplos literarios del intento de conversión del soldado convencional en soldado al servicio divino". Vallcorba considera que ésas son ideas "que están en el origen del célebre tratado de San Bernardo, o de una parte del pensamiento que propició las Cruzadas".

"Un elemento crucial en la formación de este sistema de valores", añade, "era la identificación de la historia contingente con la Historia. Yo creo que la persona que compuso el Cantar de Roldán tenía en la cabeza todo este sistema de metáforas, y pienso además que el público que escuchaba la repetición oral del Cantar por parte de los juglares percibía estas cosas, pues formaban parte de su sistema referencial".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de enero de 1990