Rodés dimite como presidente de la Olimpiada cultural

Algunas estimaciones señalan que OCSA tiene un déficit superior a 500 millones de pesetas

Leopoldo Rodés, presidente de Olimpiada Cultural, SA (OCSA), por delegación del alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, presentó el jueves la dimisión de su cargo, según confirmó ayer él mismo a este diario. Rodés, que comunicó su dimisión por carta al alcalde, no quiere hacer declaraciones hasta haber hablado con Maragall. Afirmó, no obstante, que ha decidido renunciar a la presidencia de OCSA por no poder dedicarse plenamente. Fuentes del Consejo de Administracíón de OCSA indicaron ayer que la dimisión podría relacionarse con problemas económicos. Algunas estimaciones cifran el déficit en más de 500 millones.

Uno de los consejeros consultados afirmó que los responsables de OCSA han admitido la existencia de un déficit de 200 millones de pesetas; otro, en cambio, señaló que puede estar entre 600 y 700 millones de pesetas. Con esta versión coinciden medios próximos a la organización olímpica barcelonesa, que estiman que ha habido una desviación del 5,31% en un presupuesto de 1.200 millones de pesetas.Diferentes consejeros de OCSA explicaron a este diario que en el último consejo, celebrado hace un par de semanas, Pep Subirós, consejero delegado de OCSA, presentó un estado de cuentas de la Olimpiada, en el que se asumía un déficit de 200 millones en las cuentas de la Olimpiada Cultural. Subirós, de acuerdo con dichas fuentes, admitió que existía una previsión de ingresos a la baja y de gastos en alza en el Festival de Tardor, que se celebra actualmente en Barcelona. Este festival, que se inició el 30 de octubre y concluirá el 26 de noviembre, ha sido organizado por la Olimpiada Cultural y tiene un presupuesto de 300 millones de pesetas. Subirós, según indicó uno de los consejeros, justificó el desvío de presupuesto en que no se han encontrado patrocinadores para el festival; por una parte, porque éste, en su primera e dición, no está aún consolidado, y por otra, porque el Comité Organizador Olímpico Barcelona92 (COOB) no tiene cerrados aún totalmente los tratos con sus patrocinadores, por lo que, en consecuencia, OCSA, que depende de ese organismo, no los tiene tampoco. El mismo consejero insistió en que la reunión se desarrolló en un tono nada crispado.

Otro consejeros, no obstante, aseguraron que hubo gran tensión entre Subirós y el resto de consejeros y que, durante la reunión y tras diversas intervenciones, trascendió que las pérdidas económicas sufridas en el festival La Nit, celebrado para conmeniorar la inauguración de la Olimpiada Cultural; la exposición Planeta esport; el festival musical BarceWomad, entre otras actividades de la Olimpiada, suponen un déficit real entre 600 y 700 millones de pesetas. Esta versión coincide con la de medios próximos al COOB, que estiman que de un presupuesto de 1.200 millones de pesetas para 1989 ha habido un desvío de un 50% de lo previsto inicialmente, lo que sitúa ese déficit en unos 600 millones de pesetas.

Todos los consejeros consultados señalaron que "nadie cuestiona la figura de Pep Subirós", aunque sí hay críticas a la gestión económica de OCSA y al departamento de dirección cultural de la sociedad por lo que no se descarta que se produzca algún cese. En su carita dirigida al alcalde, Rodés asegura que su colaboración con Subirós "ha sido impecable y magnífica"

El consejero delegado de OCSA no quiso ayer en polémica. Se limitó a decir que "no existen problemas especiales en la Olimpiada Cultural". Subirós añadió que en el Consejo de Administración celebrado hace 15 días presentó un informe previo y que presentará un balance definitivo en la próxima reunión.

Olimpiada Cultural se constituyó en octubre de 1988 como una filial del COOB 92 para realizar un programa cultural, que se desarrollará durante cuatro años, hasta culminar en julio de 1992, cuando se celebren los JJ OO. El COOB anunció entonces que traspasaría a la Olimpiada entre 3.000 y 3.500 millones de pesetas, previstos por su antigua división cultural. De esos 3.000 millones, fuentes del COOB aseguraron que se han entregado ya 900.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 17 de noviembre de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50