La Central Obrera Boliviana convoca una huelga contra el estado de sitio

Agencias

La Central Obrera Boliviana (COB) convocó el miércoles una huelga general de 24 horas para ayer como rechazo del estado de sitio implantado ese mismo día por el presidente boliviano, el socialdemócrata Jaime Paz Zamora, que encabeza un Gobierno en alianza con la derecha.Los dirigentes de la COB, que decidieron pasar a la clandestinidad tras el anuncio del estado de sitio, formularon el llamamiento a la huelga después de una reunión en la que participaron los responsables del sindicato de maestros, de la federación de mineros y de la confederación de agricultores, según declaró el diputado Filemón Escobar, consejero de la COB.

Cerca de 850 dirigentes sindicales, que representan a los 84.000 maestros, en huelga de hambre desde el pasado 23 de octubre, fueron detenidos por la policía, y unos 150 de entre ellos fueron enviados a distintas regiones del país alejadas de la, capital, donde fueron confinados por las autoridades.

La COB persigue obtener el levantamiento del estado de sitio, que fue impuesto por 90 días, y al que califica de "dictatorial" y "antidemocrático". También solicita la "liberación inmediata" de los detenidos así como la continuación -bajo la vigilancia de la Iglesia católica- de las negociaciones entre el Gobierno boliviano y el sindicato de maestros.

Los enseñantes, alrededor de 2.000 de los cuales están en huelga de hambre, según los sindicatos, reclaman una paga excepcional de 300 bolívares (alrededor de 12.000 pesetas). Esta petición desencadenó el conflicto actualmente en curso. El Gobierno de Paz Zamora aprobó, 10,2 días después del comienzo de su mandato, la implantación del estado de sitio para, según declaró al justificar la medida, "defender el orden interno, perturbado en las últimas horas". El Congreso boliviano, que tiene capacidad para ratificar o levantar la medida de excepción, no se reunirá hasta el próximo 7 de diciembre, ya que se encuentra fuera del período de sesiones ordinarias. El presidente de la Cámara de Diputados, Fernando Kieffer, dijo que el Parlamento velará para que el estado de sitio se enmarque en preceptos legales.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de noviembre de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50