Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El déficit comercial estadounidense se redujo un 21% en septiembre

El déficit comercial de Estados Unidos cayó un 21% en septiembre respecto de agosto, totalizando 7.940 millones de dólares, frente a más de 10.000 millones en agosto. La cifra de septiembre es la más baja para este indicador clave desde diciembre de 1984, según el Departamento de Comercio. Las exportaciones crecieron el 1,9%, suponiendo 31.140 millones de dólares, mientras que las importaciones cayeron el 3,9%.

Las importaciones totalizaron 39.080 millones de dólares, reflejando que la mejoría del equilibrio obedece esencialmente a una reducción de las entradas de bienes de equipo e insumos industriales. Los analistas destacaban ayer la mejoría de las exportaciones como un signo de fortaleza económica, aunque las cifras indican que el buen registro de las ventas al exterior incluyen una cifra extraordinaria de exportaciones de la industria aeronáutica que se concentraron en el mes señalado. La cifra de déficit fue bastante mejor que las previsiones más optimistas que lo cifraban en 8.850 millones de dólares. La anterior cifra más baja que el registro de septiembre fue la de diciembre de 1984 con 6.790 millones de dólares. La bolsa acogió la noticia con una leve inflexión a la baja. Los analistas atribuyen esta conducta a indicios, de enfriamiento de la economía.El departamento de Comercio revisó a la baja la cifra de déficit del mes de agosto que quedó en 10.100 millones de dólares comparado con los 10.770 anunciados el 17 de octubre, que pese a la revisión sigue siendo la peor cifra del año. La demanda exterior de bienes estadounidenses ayudó a estimular la industria, pero en los meses recientes las exportaciones se han estancado en torno a los 30.000 millones de dólares. La retracción de las exportaciones obedeció a una drástica reducción en la importación de bienes de equipo e insumos industriales, lo que señala, por su parte, que la industria estadounidense no está en condiciones de mantener el nivel de reequipamiento detectado hasta ahora. Este dato pone de relieve que el poder adquisitivo de la industria comenzó a resentirse por el menor nivel de actividad económica.

Los economistas coincidieron ayer en señalar que no se puede esperar una reducción mayor del déficit comercial a menos que la actividad económica se erosione aún más, comprimiendo todavía más el nivel de consumo de bienes de importación. El volumen de las importaciones petrolíferas cayo un 8,5%, pero la declinación en dólares fue escasa, totalizando 4.030 millones de dólares debido a un aumento en el precio por barril de 24 centavos de dólar hasta los 16,38 dólares. La previsión de déficit para este año de mantenerse la tendencia es de 107.200 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de noviembre de 1989

Más información

  • La caída de las importaciones refleja un menor crecimiento económico