Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

El Ejercito deberá pagar 7,5 millones a un modelo que resultó herido en la 'mili'

El Ejército español ha sido obligado a indemnizar con siete millones y medio de pesetas a un joven que recibió un disparo en la espalda cuando cumplía el servicio militar en el mismo edificio del Ministerio de Defensa, en julio de 1986, según la sentencia del Juzgado de Distrito número 34 de Madrid hecha pública el martes. El joven Jesús Senén vió truncada su carrera profesional como modelo a los 21 años de edad como consecuencia de las secuelas del accidente.La sentencia obliga al Estado a satisfacer a Jesús Senén, de 24 años y vecino de Elche (Alicante), la cantidad de 7.500.000 pesetas como indemnización por las heridas sufridas en julio de 1.986, que le produjeron la pérdida de medio hígado, le causaron diversas cicatrices, le obligaron a una convalecencia de 180 días y frustraron su carrera profesional como modelo.

Los hechos ocurrieron el 24 de julio de 1986, en la sede del Ministerio de Defensa, cuando Jesús Senén se disponía a rendir honores al ministro, Narcís Serra. Una vez en la furrielería de armamento, el joven se agachó para recoger su fusil en el momento en que dos sargentos manipulaban sus pistolas. Uno de ellos, Alonso Malia, disparó fortuitamente el arma e hirió al joven, que recibió el impacto en la espalda, con un orificio de salida por el esternón. El proyectil le afectó a las costillas y al hígado.

Tras sufrir dos operaciones, en el hospital La Paz y en el centro del Ejército del Aire, donde le desahuciaron, finalmente fue dado de alta en el primero de los centros en septiembre de 1986.

Un mes después de ser dado de alta presentó querella criminal contra el sargento al que se le disparó el arma y contra el equipo médico del hospital del Ejército del Aire, pero los abogados le aconsejaron que retirara ésta última para agilizar la celebración del juicio, que tuvo lugar el pasado 29 de septiembre.

Jesús Senén compaginaba sus estudios de Formación Profesional con el trabajo como modelo antes de incorporarse al servicio. El accidente le incapacitó desde entonces para desarrollar su trabajo como modelo y le obligó a abandonar prematuramente las pasarelas y los desfiles.

El propio Senén considera positiva esta sentencia pero afirma: "Hubiese preferido no pasar por todo esto antes de cobrar este dinero. De todas formas, no esperaba después de tres años que el Ejercito me abonase esta cantidad". Los siete millones y medio que percibirá los invertirá el joven "en pagar el coche y comprarme un palomo deportivo"

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de noviembre de 1989