Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Partido Socialista húngaro disuelve las Milicias Comunistas

El recién creado Partido Socialista Húngaro (PSH), ex partido comunista, acordó ayer la disolución de su organización paramilitar, las Milicias Obreras. Se trata de una temida y odiada organización, fuertemente armada, en la que la oposición y los reformistas ven una seria amenaza de desestabilización para la transición democrática. Las milicias fueron creadas para aplastar todo movimiento de protesta contra el régimen comunista y cuentan con 60.000 miembros y armamento semipesado.El Parlamento húngaro deberá ratificar la decisión. Hace meses, y bajo la presión de la opinión pública, la dirección del disuelto Partido Socialista Obrero Húngaro (PSOH, comunista) transfirió la autoridad sobre estos grupos al Ministerio del Interior. El PSH decidió también retirar las armas a los cuadros medios del PSOH que no puedan justificar su posesión. Se sabe que existen decenas de miles de armas cortas en manos de particulares. El dirigente checoslovaco, Milos Jakes, felicitó ayer al nuevo presidente del PSH, Rezsö Nyers, sumándose así a las felicitaciones de otros líderes del Este europeo. Página 3

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de octubre de 1989