Tres millones de personas visitan la pirámide del Louvre

Más de tres millones de personas han visitado en los cinco primeros meses de funcionamiento la pirámide del Louvre, según una encuesta realizada por la empresa IFOP. De ellos, el 80% (2,4 millones) entró en el museo, es decir, un 44% más que en el mismo período del año anterior. La pirámide y los nuevos servicios del Louvre han atraído a casi un 50% más de visitantes.El ministro de Cultura, Jack Lang, no cabía en sí de satisfacción al presentar este primer balance del Gran Louvre, después de la interminable polémica desencadenada por la pirámide del arquitecto chino-norte americano leoh Ming Pel. Lang afirmó que 4,5 millones de personas visitarán el Louvre durante este año, con lo que se alcanzarán ya en 1989 las previsiones hechas para 1990. Las cifras indican también que el mayor número de visitantes es extranjero, pero ha crecido la proporción de franceses (un 22% en agosto de 1989, frente a un 19% el año anterior), así como la duración de las visitas (un 31% en 1989, frente a un 23% en 1988, que ha permanecido más de tres horas en el museo).

Este "éxito colectivo" se debe, según Lang, a la puesta en práctica de varias ideas clave: un mejor recibimiento del público, una mayor calidad de la visita, un nuevo papel del museo en la vida cultural de París y una concepción del Louvre como símbolo de Francia. Las dos primeras ideas se concretan en la ampliación de las horas de apertura (63 horas y media a la semana las salas, 78 horas los espacios situados bajo la pirámide, y horarios nocturnos hasta las 21.45 dos días por semana), en un mayor confort, en la multiplicación por cuatro del personal de acogida y en la instalación de nuevos servicios, como la librería de arte, que ofrece 10.000 títulos. En su nueva concepción cultural, el Louvre ha organizado en cinco meses 3.500 visitas-conferencias y 400 talleres para adultos y niños, ha abierto nuevos espacios al servicio de los enseñantes, y ha coproducido 30 películas para la televisión. Como "símbolo del país", justificó Lang, el Louvre acogió en julio la cumbre de los siete grandes y reunirá en su auditorio congresos de las actividades más diversas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de septiembre de 1989.