Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria frena las gestiones iniciadas por el BCI para vender el 45% de Acenor

El Ministerio de Industria, responsable de la reestructuración del sector español de aceros especiales, ha congelado las conversaciones iniciadas a lo largo de este verano por el Banco de Crédito Industrial (BCI) para vender el 45% de Acenor. La venta de esta participación hubiera supuesto el trasvase de control del grupo siderúrgico, saneado con fondos públicos tras una compleja operación de concentración de activos industriales del sector.

Luis Escauriaza, presidente del banco público, ha puesto en marcha una serie de iniciativas para reducir el riesgo que posee la entidad en el sector siderúrgico, como herencia del proceso de reconversión. En este sentido, el propio Escauiriaza manifestó hace unos meses su voluntad de buscar un socio -nacional o extranjero- en Acenor, surgida de la integración de Aceros de Llodio, Echevarría y Pedro Orbegozo en Forjas Alavesas, y de la posterior integración de Olarra al grupo.La financiación del proceso de fusión puesto en marcha en Acenor se llevó a cabo, fundamentalmente, gracias a la inyección de fondos públicos. Parte de estos fondos ftieron convertidos recientemente en acciones de Acenor, al ejecutar la Sociedad de Gestión Siderúrgica (SGS, adscrita al Ministerio de Industria) la opción de compra que poseía sobre el 45% de la siderúrgia. "Es fundamental salvaguardar de alguna manera una cierta capacidad de vigilancia de la Administración en la compañía, saneada en una parte importante gracias a fondos públicos", señalaba en este sentido un funcionario del Ministerio de Industria.

A principios del pasado mes de marzo, el consejo de administración de Acenor admitía la entrada de cinco representantes próximos al Ministerio de Industria y al propio BCI, como consecuencia de la voluntad de tutela sobre el grupo siderúrgico por parte del Gobierno central.

"Una vez encarrilado el proceso de saneamiento de la sociedad, Acenor se convierte en una inversión muy interesante en términos estratégicos, y en una fuente de conflictos entre gestores, accionistas particulares, grupos multinacionales, Administración central, BCI y Gobierno vasco, interesados en participar en el diseño de la estrategia de futuro del grupo", indicaba una fuente del sector.

4.000 millones

Las gestiones iniciadas por Escauriaza para acelerar el proceso de venta del 45% de Acenor -una operación que, a precios de mercado, rondaría los 4.000 millones de pesetas-, causaron cierta inquietud en Industria, toda vez que hubiera supuesto el trasvase del control de la compañía siderúrgica. En medios oficiales se señala, además, que Industria habría "remarcado" al BCI "su papel de tenedor de acciones, no propietario, del 45% de Acenor". "En última instancia, las acciones no son propiedad del banco, sino de la Administración a través de la SGS", indicaba la misma fuente; un hecho que ratificaba el propio BCI en la tarde de ayer. "En la actualidad, no existen negociaciones para la venta de esta participación ni con socios nacionales ni extranjeros", indicaban fuentes del banco, señalando que "este proceso, en todo caso, ha de llevarse adelante de un modo coordinado entre Industria y el Banco de Crédito Industrial".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de septiembre de 1989