Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Aparcamiento vigilado

El mercado de valores, madrileño se convirtió ayer en un espacio en el que las tomas de: beneficios y las inversiones en valores muy concretos se combinaron para dar a la jornada bursátil un tono irregular. Predomina el movimiento a corto plazo y si bien, se sabe que existe liquidez, el dinero se muestra retraído, cauto y selectivo.Se vigilan de cerca los movimientos que pueden reportar ciertas ventajas, en un contexto en el que se ha contraido de forma apreciable el volumen de negocio. Las alegrías de días pasados se han aparcado y prima ahora la espera de datos económicos tanto del exterior como del interior.

Ayer, los valores amen . canos se contagiaron del ambiente de apatía que prima en el mercado neoyorkino. Algunos operadores mencionaban como temas capaces de influir en los próximos días en la bolsa los rumores acerca del posible incremento de los tipos de interés en la RFA y Japón y la evolución del precio del dinero en España al finalizar la decena monetaria. El sector eléctrico recuperó ligeramente sus precios tras las correcciones de los últimos días, al igual que el sector de la construcción, el de inversión y el siderúrgico. En el resto, recortes.

No obstante, el dinero a la búsqueda de oportunidades fue suficiente para subir el índice general unas centésimas y mantener la certeza en el fondo firme del mercado. Al cierre, dinero y papel seguían el tono irregular de una sesión en la que los trasteos de los inversores sólo lograron componer una faena de aliño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de septiembre de 1989