Vecinos de Paterna niegan haber dado cobertura a mercenarios de la droga

Los dueños de fincas de Paterna (Valencia) supuestamente implicados en una red dedicada a entrenar a mercenarios del narcotráfico han negado haber dado cobertura a organizaciones paramilitares y han anunciado que emprenderán acciones judiciales contra los periodistas que en los últimos días y desde diversos medios han venido propagando esta información. Por su parte, el alcalde de Paterna, el socialista Bernardino Giménez, opina que es imposible que en su término municipal se encuentre el campo de entrenamiento de los mercenarios al servicio de los narcotraficantes.

Miguel Tormo y Juan Antonio Gómez-Trénor anunciaron ayer que en las próximas horas presentarán una demanda civil o una querella criminal contra los periodistas responsables de una información, publicada en diversos medios, en la que se asegura que habían dado cobijo a los mercenarios del narcotráfico y que estos se habían entrenado en sus fincas.Estas supuestas implicaciones fueron desveladas por el semanario Interviú la semana pasada, después de que el diario israelí Hadashot, publicara el 25 de agosto una información según la cual militares de su ejército, contratados en Amsterdam y adiestrados en un campo de entrenamiento, situado en un lugar no identificado de Valencia, habían dado protección a los responsables de seguridad de los narcotráficantes.

Juan Antonio Gómez-Trénor, actual conde de Trénor, de 57 años de edad, agricultor de profesión, ha asegurado que no posee ninguna de las fincas aludidas en el reportaje y que es totalmente gratuita su vinculación con la red del narcotráfico colombiano, Las fincas aludidas se denominan Vélez, Emandor y Martinot, se encuentran en Paterna y limitan con una cuarta finca conocida con el nombre de El Conventet, propiedad de Miguel Tormo.

Miguel Tormo, otro de los dueños supuestamente implicados en la trama del narcotráfico según el citado semanario, tiene 66 años de edad, es representante de diversas empresas textiles de Cataluña y reside en un chalé de la urbanización El Plantío, en Paterna. Tormo es además propietario del caserón sospechoso, según la revista, que empezó a Construir hace 13 años. El Conventet, está rodeada de grandes medidas de seguridad, entre las que destaca un alto muro, una torreta de vigilancia y abundante alambre de espino, instaladas, según su propietario, para poner fin a los continuos robos.

Las afirmaciones de Tormo han sido corroboradas por el alcalde de Paterna, que considera imposible que en el término municipal se hayan entrenado mercenarios del narcotráfico. Ha reconocido, sin embargo, que existen grandes problemas de seguridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 10 de septiembre de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50