Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT propone la afiliación obligatoria y modificar el sistema para medir la representatividad sindical

La central UGT ha mantenido conversaciones "informales" con CC OO y el sindicato vasco ELA-STV para que las elecciones sindicales previstas para 1990 sean las últimas que determinen la representatividad de los sindicatos, tal y como viene sucediendo desde 1978. El cambio en la forma de medir la representatividad sindical será expuesto hoy por el secretario de organización de UGT, Antón Saracibar, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, de Santander, donde ahogará por la afiliación sindical obligatoria.

UGT entiende que los sindicatos no tienen necesariamente por qué revisar cada cuatro años su representatividad con unas elecciones pues supone un coste excesivo en todos los frentes que no tiene parangón en Europa. De tal modo, apuesta por su modificación, máxime cuando no considera que se vaya a producir un cambio sustancial en el reparto de la tarta sindical.En las últimas elecciones sindicales, convocadas en 1986, los resultados fueron favorables a UGT, que alcanzó una representatividad del 40,92%. (con 66.411 sindicalistas elegidos), seguida por CC OO, que obtuvo el 34,54% (con 56.065), según el BOE. El sindicato vasco ELA-STV se estableció como primera con carácter autonómico al conseguir 4.952 representantes en el País Vasco (34,47%). A estas cifras habría que sumar los resultados de las elecciones que en diciembre de 1987 se realizaron en la Función Pública. La Confederación Sindical Independiente de Funcionarios, CSIF, quedó por delante de UGT y CC OO al obtener 6.500 delegados de los 25.966 elegibles.

El cambio en la forma de medir la representatividad forma parte de una, nueva estrategia del sindicato socialista que hoy será abordada por Antón Saracíbar, secretario de Organización de UGT, en el transcurso de un seminario sobre La cultura sindical en la empresa.

Según Saracíbar, UGT plantea la posibilidad o bien de que las elecciones del 90 sean las últimas a efectos de cómputo y representatividad sindical, o de que ésta se establezca mediante un nuevo procedimiento aprobado por los sindicatos y que cuente con el visto bueno del legislador con el fin de establecer las correcciones que: hagan falta en la actual normativa en vigor. Las elecciones sindicales y la fijación de la representatividad están reguladas en el Estatuto de los Trabajadores y la Ley Orgánica de Libertad Sindical (LOLS). "La CEOE", dice Saracíbar, "no tiene necesidad de demostrar periódicamente que cuenta con el apoyo de los empresarios".

El tiempo perdido

Según el secretario de Organización de UGT "hay que recuperar el tiempo perdido" y conseguir la sindicalización de los trabajadores, de forma que éstos comprendan la necesidad del sindicato para defender sus intereses. En este orden de cosas, UGT analiza la conveniencia de establecer mecanismos por los que la contratación de una persona vaya acompañada de su afiliación obligatoria a uno de los sindicatos existentes en la empresa. La central opina, además, que ello no debería ser dificil de conseguir en la empresa pública con un Gobierno socialista en el poder, mientras que en la empresa privada esta posibilidad se sometería a acuerdos con los patronos.

UGT quiere también, en el marco de conseguir un mayor fortalecimiento del movimiento sindical, "racionalizar" la negociación colectiva. Para ello plantea un mayor protagonismo de las secciones sindicales que asumirían competencias ahora propias de los comités de empresa, sobre los que recae la responsabilidad de negociar los convenios. No se trataría de ir contra los comités, "que es una realidad que nadie puede desconocer", pero sí de conseguir la presencia exclusiva de las secciones sindicales en el proceso negociador.

Saracíbar expresa el interés especial que tienen los sindicatos en formalizar comisiones arbítrales para resolver conflictos derivados de la propia negociación, en la autorregulación de la huelga y en la discusión de los servicios mínimos.

Finalmente, UGT apuesta decididamente por fomentar la oferta de servicios en los sindicatos como método para ampliar la afiliación que considera escasa, ya que a nivel global está por debajo del 20% de la población activa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de agosto de 1989

Más información

  • La organización ha mantenido reuniones "informales" con CC OO y ELA-STV