Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe González, claramente favorable al adelanto de las elecciones tras reflexionar en Doñana

Felipe González se muestra en estos momentos mucho más favorable a anticipar las elecciones legislativas para el próximo otoño que cuando inició sus vacaciones, durante las cuales reveló que estaba meditando una decisión de este tipo. La convocatoria no se producirá en la reunión que el Consejo de Ministros celebrará el día 25. La única decisión política que tomará ese día será la adjudicación de los tres canales de televisión privada, según fuentes gubernamentales. El presidente del Gobierno está inclinado a adelantar las elecciones ante la necesidad de adoptar cuanto antes medidas económicas duras.

Fuentes socialistas argumentan que el Gobierno dispondría solamente de un año de funciona miento a pleno, rendimiento para organizar la aplicación del Acta única Europea si las legislativas se llevaran a cabo al término natural de la actual legislatura, es decir en torno a junio de 1990.Asimismo, estas fuentes citan las Olimpiadas de 1992 y la celebración del Vº Centenario del Descubrimiento de América con acontecimientos que exijen disponer de un Gobierno en plenitud de fuerza.

Aunque estos son los principales argumentos citados en el palacio de La Moncloa para explicar el cambio de actitud de Felipe González, algunos ministros ya habían reconocido antes de las elecciones europeas que un buen resultado en ellas, y la previsión de un ajuste económico, supondrían "una tentación" para adelantar las elecciones.

Una inminente convocatoria de las legislativas sorprendería además al primer partido de la oposición, el Partido Popular, sin un candidato designado a la presidencia del Gobierno, y al Centro Democrático y Social en un momento de retroceso.En el caso de que González haya escogido la fecha del día 29 de octubre, domingo, para cele brar las elecciones, tal y como ha afirmado el presidente del Partido Nacionalista Vasco, Xabier Arzalluz, la convocatoria debería realizarse entre el día 31 de agosto y el 6 de septiembre, se gún los plazos establecidos por la ley electoral. Un alto cargo del palacio de La Moncloa advirtió ayer, no obstante, que la fecha indicada por Arzalluz "es una mera deducción. No se trata de una información puesto que la decisión sobre ese asunto todavía no ha sido tomada. La fecha puede no ser esa".

Dirigentes próximos al líder socialista descartan que las legislativas se lleven a cabo en diciembre, lo cual hace muy difícil la coincidencia con las elecciones autonómicas gallegas, si se cumple el propósito expresado por el presidente de la Xunta, el socialista Fernando González Laxe, de que sean convocadas "a finales de año".

González, que se entrevistó ayer por la tarde durante una hora y, veinte minutos con el rey Juan Carlos en el palacio de La Zarzuela, comparecerá el domingo, día que en que recibirá a François Mitterrand en El Escorial, en una conferencia de prensa en la que, según fuentes gubernamentales, no desvelará sus planes respecto a las elecciones. Ayer mismo el presidente rehuyó el contacto con los periodistas que aguardaban ante la entrada principal del palacio de la Zarzuela a la espera de alguna declaración y utilizó otro de los accesos para entrar y salir de la residencia del Rey. González tras la entrevista de mañana con el presidente francés acudirá el lunes a Oviedo para despedir al Papa y luego regresará a Doñana, donde permanecerá dos o tres días antes de concluir sus vacaciones.

Las fuentes informantes utilizaron un significativo argumentosobre el silencio de González: si las elecciones se van a celebrar en un plazo prudencial, lo lógico es que el presidente del Gobierno -no realice ningún comentario hasta que trate el asunto el Consejo de Ministros.

Guerra: "Todos quieren"

La expectativa de una anticipación de las legislativas quedó acrecentada ayer por unas declaraciones del vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, a Radio Nacional de España en las cuales comentó: "Mi impresión es que ahora todo el mundo quiere que sean ya las elecciones, porque todos los partidos políticos han dicho en el mes de agosto: estamos preparados para unas elecciones inmediatas. Todos están ya con todo preparado y, claro, como la Constitución solo atribuye esa posibilidad de convocar al presidente del Gobierno, si el presidente decidiera ahora no convocar pues se iba a quedar solo, porque están todos deseando que haya elecciones".Por el contrario, el presidente de Eusko Alkartasuna (EA), Carlos Garaikoetxea, criticó ayer el posible adelanto de las elecciones y en una conferencia de prensa anunció que su partido ha puesto ya en marcha a su comité electoral y está preparando su programa. Garaikoetxea dijo que el adelanto de las elecciones ..sería una medida "lamentable", "despilfarradora, ira", "innecesaria", "partidista" y "ajena al interés común", aun cuando admitió que el Ejecutivo está en el derecho de tomar esta iniciativa, informa desde San Sebastián José Luis Barbería.

También los nacionalistas catalanes se han pronunciado en contra del adelantamiento de las elecciones. Jordi Pujol declaró anteayer en una entrevista por televisión que en su opinión no hay ninguna causa que justifique la disolución del Parlamento. El adelantamiento de las elecciones, agregó, no obedecería "al interés del país, sino al interés electoral del partido socialista", agregó Pujol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de agosto de 1989

Más información

  • El presidente del Gobierno despachó durante más de una hora con el Rey en la Zarzuela