Interior impone al vicepresidente de Siria una escolta policial española

El Ministerio del Interior ha impuesto al vicepresidente sirio Rifaat el Asad una escolta policial española para evitar que sus guardaespaldas provoquen nuevos incidentes en Marbella, lugar donde el dirigente de Siria reside largas temporadas. Las diligencias abiertas por los últimos incidentes de sus guardaespaldas, que hicieron ostentación de sus armas y empujaron a unos fotógrafos que pretendían obtener una instantánea de Rifaat, han sido enviadas por la policía al Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella.

Los integrantes de la escolta -cuyo número no fue revelado por motivos de seguridad- están adscritos al Servicio Central de Protección de Cuerpo Nacional de Policía e inicíaron su nuevo con el pasado miércoles, La decisión de que Rifaat tenga una escolta oficial se tomó tras una entrevista entre un alto cargo policial de Málaga. Hasta ahora Rifaat el Asad, uno de los tres vicepresidentes de Siria, había desatendido las ofertas del Ministerio del Interior español para que gozase de guardaespaIdas legales. Sin embargo, tras los incidentes del pasado 25 de julio -que motivaron la apertura de una investigación oficial-, los responsables de Interior se decidieron a imponer una escolta al vicepresidente sirioSegún un portavoz de la Comisaría Provincial de Málaga, Rifaal el Asad está considerado "una personalidad importante", inmersa en un mundo conflictivo, que es el de Oriente Medio, y que tiene unas medidas de seguridad extremas" además de gozar de estatus diplomático-

Sus guardaespaldas, "muy celosos de su custodía, quizá se han pasado un poco" añadió. Este portavoz aseguró que desde que la policía española se ha hecho cargo de la seguridad de Asad "todo está bajo su control"

A continuación matizó que no se trata de un servicio de escolta para visitas oficiales, caso en el que está previsto la posibilidad de efectuar una custodia conjunta con los agentes del mandatario , sino de una escolta para una estancia privada, en la que "Ia responsable de la custodia es la escolta española

Investigado desde 1988

Las actuaciones de los guardaespaldas ilegales de Rifaat el Asad han sido investigadas por la poliía desde agosto de 1988.El entonces gobernador civil de Málaga Placido Conde, exiguó al ciudadano marroquí Zrcik Malek -jefe de la seguridad de Rifaat- que le proporcionase la lista de los escoltas de los que gozaba en Marbella. Las resistencias de Malek a atender el requerimiento, movieron a la policía a ir deteniendo a los escoltas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Tras estos sucesos, un alto dirigente de los servicios secretos sirios se entrevistó con un responsable del CESID. El contenido de aquella entrevsta no ha trascendido, aunque -el 21 de septiembre Plácido Conde fue relevado de su cargo.

El pasado 20 de octubre, este periódico publicó una información que recogía la denuncia de una ciudadana española, Carmen Martínez, propietaria de un restaurante en Marbella, quien aseguró a la autoridad judicial que una quincena de árabes relacionados con Asad le destrozaron su negocio. Un día después, el nuevo gobernador civil de Malaga, Francisco Rodríguez, aseguraba públicamente que no le constaba que existiesen escoltas privadas en la provincia de Málaga opinión que respaldaba con el siguiente argumento: 'Nadie puede ejercer una una actividad de escolta con armas en nuestro país"

El pasado 25 de julio, una quincena de guardaespaldas de Asad protagonizaron el mencionado incidente con unos fotógrafos en Marbella. Dos días después, Interior ordenaba la apertura de una investigación, cuyas diligencias han pasado ahora a disposición judicial.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS