La guerra entre la Comunidad y el Ayuntamiento deja en el aire grandes operaciones urbanísticas

Miles de millones de pesetas están en juego. La estación Sur de autobuses, el pasillo verde ferroviario, el plan de Valdebernardo o el tren de lujo Madrid-Barajas son sólo algunos de los proyectos congelados por el enfrentamiento entre la corporación de centro-derecha y la Comunidad de Madrid. Ambas instituciones han chocado varias veces en el mismo campo de batalla: los proyectos urbanísticos. Las espadas siguen en alto a la espera de la primera cumbre madrileña de los dos últimos meses, prevista para mañana.

Más información

Gota a gota, el capítulo de incomprensiones mutuas ha ido adquiriendo un tamaño considerable. Tanto que los responsables de Urbanismo de la Comunidad y del Ayuntamiento se han visto obligados a sentarse alrededor de una mesa con un programa apretadísimo. El consejero de Política Territorial, Eduardo Mangada, y el tercer teniente de alcalde, el centrista José Luis Garro, harán mañana un repaso fugaz a las grandes operaciones urbanísticas de los dos próximos años. En algunos casos, se trata únicamente de limar asperezas; en otros, las posturas son prácticamente antagónicas.

Estación Sur. Las obras de la nueva estación Sur de autobuses, en la calle de Méndez Álvaro, tendrían que haber comenzado, las navidades pasadas. Los problemas surgidos con la disponibilidad del suelo retrasaron la operación. Mientras, la Comunidad de Madrid decidió destinar gran parte de los 1.500 millones reservados para la estación a obras en carreteras. El Gobierno regional y el Ayuntamiento han de llegar ahora a un nuevo acuerdo sobre la cesión de los terreno.

Pasillo verde. El Ayuntamiento ha acusado a la Comunidad de bloquear las obras del pasillo verde ferroviario entre Principe Pío y Delicias, una gran operación de cirugía urbana valorada en 17.500 millones de pesetas. El Gobierno regional ha exigido, entre otras condiciones, que Renfe y el Ayuntamieinito pongan otros 3.186 millones para construir un intercambiador de transportes en Príncipe Pío.

Valdebernardo. El Gobierno regional ha pedido al Ayuntamiento que apruebe cuanto antes el plan parcial de Valdebernardo (Moratalaz), donde está previsto construir 5.400 viviendas sociales. El Ayuntamiento considera que se están invadiendo competencias municipales y no ve con buenos ojos el proceso expropiatorio que ha iniciado la Comunidad.

Tren Madrid-Barajas. El Ayuntamiento estudia alternativas al tren de lujo Nuevos Ministerios-Barajas anunciado por el ex alcalde Juan Barranco mientras la Comunidad ultima las bases del concurso para el polémico proyecto, que puede costar varios miles de millones de pesetas.

Más enfrentamientos. Agustín Rodríguez Sahagán es partidario de un segundo aeropuerto; Eduardo Mangada ha descartado su construcción. El Ayuntamiento pretende también revisar de cabo a rabo el actual plan de accesos.

Ambas instituciones mantienen igualmente un tira y afloja por la revisión del Plan General. Uno de los puntos calientes es la demolición del palacio de Lorite, que cuenta con el visto bueno de la Comunidad y con la oposición municipal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 14 de agosto de 1989.