Jóvenes surcoreanos bombardean con gases lacrimógenos a 'Indiana Jones'

Tres películas de la firma norteamericana United International Pictures, Indiana Jones y la última Cruzada, Rain Man, y Batteries no included, han sido objeto de furiosos ataques de los estudiantes de Seúl, quienes asaltaron con bombas y gases lacrimógenos los tres cines de Seúl donde se proyectan.

Los hechos se produjeron al pasado domingo, cuando al grito de ¡fuera películas estadounidenses!, los estudiantes irrumpieron en los locales y lanzaron los proyectiles, provocando el pánico de los asistentes a la proyección, quienes abandonaron precipitadamente la sala.

United International Pictures ha sido acusada en repetidas ocasiones por los productores, distribuidores y estudiantes surcoreanos de "procurar la destrucción de la industria cinematográfica local mediante un colonialismo cultural".

En el teatro Oscar, donde se proyectaba Indiana Jones y la última Cruzada, tuvo que suspenderse durante más de una hora la proyección y los acomodadores encontraron botes de humo detrás de la pantalla.

Donde se proyectaba Rain Man y Batteries no included los espectadores tuvieron que abandonar los locales por efecto de los gases lacrimógenos y el mobiliaro quedó parcialmente destruido por efecto de los cócteles molotov.

El pasado mes de mayo bandas de jovenes airados, arrojaron docenas de serpientes en otro importante teatro de la capital en que se proyectaban películas norteamericanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 14 de agosto de 1989.