ETA atenta por segunda vez contra un supermercado francés en la provincia de Zaragoza

Un artefacto compuesto por una lata de gasolina y unos dos kilos de amonal, material usado habitualmente por ETA en sus atentados, hizo explosión sobre las cuatro de la madrugada de ayer en un supermercado Sabeco, en Ejea de los Caballeros (Zaragoza). El atentado ha causado daños valorados en más de 12 millones de pesetas, según estimaciones de la Delegación del Gobierno en Aragón. El establecimiento elegido para el atentado, de la firma francesa IFA, ya fue blanco de la organización terrorista hace cinco años.

La fachada y parte de las instalaciones, principalmente las cajas registradoras y las oficinas del establecimiento, ubicado en la avenida de Cosculluela, en el centro de la localidad, resultaron afectadas por la onda expansiva, así como varios vehículos aparcados en las inmediaciones y las lunas y cristales de establecimientos comerciales y viviendas en un radio de unos 50 metros, con pérdidas próximas a los cinco millones.

No se registraron daños personales -tan sólo algunos vecinos fueron atendidos de heridas mínimas-, pero, en opinión del alcalde de la localidad, el regionalista Fernando Acín, que calificó el atentado como "un hecho criminal", pudo haberlos, ya que, durante la noche, miembros de la policía local hacen guardia en el Ayuntamiento situado enfrente del supermercado.

Tuvieron que ser desalojados los inquilinos de las viviendas situadas encima del establecimiento, que fueron alojados en dependencias municipales, mientras efectivos de la policía y de la Guardia Civil rastreaban el local siniestrado en busca de otros posibles artefactos. Una vez comprobada su inexistencia, los vecinos pudieron volver a sus viviendas. El Ayuntamiento de Ejea, localidad de unos 15.000 habitantes y capital de la comarca de las Cinco Villas, difundió un escrito condenando el atentado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de agosto de 1989.

Lo más visto en...

Top 50