La 'guerra' entre el Ayuntamiento y la Comunidad bloquea el pasillo verde entre Príncipe Pío y Delicias

La primera batalla entre la nueva corporación de centro-derecha y la Comunidad de Madrid está servida. El concejal de Obras Públicas del Ayuntamiento, Enrique Villoria, acusó ayer al Gobierno regional de bloquear la mayor operación urbanística del sur de Madrid. el pasillo verde ferroviario entre Príncipe Pío y Delicias. La Comunidad ha puesto peros al proyecto municipal y ha exigido una inversión adicional de 3.186 millones de pesetas para dar su visto bueno. El Ayuntamiento no se doblega y está dispuesto a llegar a los tribunales.

Más información

El pasillo verde es, por su importe económico, la segunda operación urbanística más importante de Madrid, y la primera si se consideran las repercusiones que va a tener sobre el trazado actual de la ciudad. La construcción de la franja de parques, viviendas e instalaciones en la zona estaba prevista para principios del próximo año, aunque el enfrentamiento entre la Comunidad y el Ayuntamiento puede retrasar el inicio de las obras.La operación exige que se modifiquen algunos puntos del Plan General de Madrid. El Ayuntamiento ya dio su visto bueno en enero de este año, pero la Comunidad ha retrasado su decisión seis meses. El Gobierno regional decidió dar el paso adelante la semana pasada, pero poniendo por medio varias condiciones.Según la Comunidad, Renfe y el Ayuntamiento de Madrid deben correr con los gastos de construcción de un intercambiador de transportes en Príncipe Pío; de dos estaciones ferroviarias (Pirámides y Delicias) y otra de metro (!Bolívar), así como de un centro de servicios sociales en Peñuelas. Total: 3.186 millones de pesetas, quetendrían que añadirse a los 17.500 anunciados.El Gobierno regional exige también que la mitad de las viviendas previstas en la operación sean de protección oficial.Según el concejal de Obras Públicas, Enrique Villoria, "la Comunidad de Madrid ha invadido competencias municipales. Nos exige cuestiones quetienen que ver con la gestión y no con el plancamiento", aseguró ayer al término de una reunión del Consorcio Urbanístico del Pasillo Verde Ferroviario."La aplicación a rajatabla de estas condiciones supondrían unos costes financieros y unos desequilibrios que harían inviable el proyecto", afirmó Villoria. El Consorcio del PasilloVerde decidió ayer elaborar un informe en el que se hará constar que las dotaciones exigidas han de correr por cuenta de otros organismoi, en su mayoría estatales."Si el informe técnico no es aceptado por la Comunidad", dijo Villoria, "intentaremos promover en la Asamblea, a través del PP y CDS, una ley que haga posible lo que la Consejería de Eduardo Mangada pretende impedir e incluso boicotear. También se puede acudir a la vía judicial"."La casa por el tejado"

El viceconsejero de Política Territorial, Jesús Morón, afirmó ayer que el concejal de Obras Públicas "se está extralimitando". "¿Cómo pretende modificar desde el Ayuntamiento una norma de carácter estatal, como es la ley del Suelo? La Comunidad debe controlar la legalidad del planeamiento y coordinar las inversiones. El Ministerio de Transportes no ha previsto las obras que pedimos; lo lógico es que las financien Renfe y el Ayuntamiento".

"Volvemos a empezar la casa por el tejado" señaló Morón. "Si no exigimos como prioridad absoluta que se construya el intercambiador en Príncipe Pío, van a perder los de siempre: el automovilista que todos los días viene por la carretera de Extremadura y el viajero que llega en tren desde el Oeste".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 25 de julio de 1989.