SANIDAD

La Paz atribuye la infección de cuatro niños muertos a la contaminación por hongos en gorros quirúrgicos

Los gorros quirúrgicos de papel contaminados con esporas del hongo mucor fueron, "probablemente", la fuente de la infección que afectó a los cuatro niños fallecidos en la Ciudad Sanitaria La Paz en 1987 tras sendas operaciones de alto riesgo. Esta conclusión se desprende de un informe del servicio de Medicina Preventiva del propio centro de entonces, según informaron fuentes del hospital.

Cuatro pequeños fueron operados en los quirófanos del Hospital Infantil de La Paz en el mes de febrero de 1987. Todos fueron intervenidos a causa de graves defectos congénitos y después de la operación murieron. El último de ellos falleció en septiembre de ese año.S. J. N. padecía de atresia (oclusión) de la arteria pulmonar y otras alteraciones. A. B. A., S. T y B. D. J. sufrían coartación (estrechamiento) de aorta, la arteria que distribuye la sangre a todo el organismo. B. D. J. padecía una coartación doble con dilatación posterior a la zona obstruida. Un informe del servicio de Medicina Preventiva de La Paz, realizado a finales de 1987 y firmado por Juan García Caballero, presidente de la Comisión de Infecciosas del centro, manifestaba: "Existe contaminación del área de quirófano y periferia. Creemos que el origen de esta infección por mucor ha sido intraquirófano, bien directamente a través de la contaminación aérea o", sigue el informe, "mas probablemente, a partir de fómites [sustancias u objetos no alimenticios que conservan y transmiten el contagio de microorganismos] (gorros de papel con esporas de estos hongos)".

En los gorros se aislaron esporas del hongo. Este material, tras ser usado, se arroja a unos recipientes en la zona quirúrgica. El mucor, desde el suelo de las dependencias de ese área, pudo contaminar los gorros si algunos de ellos fueron arrojados fuera del receptáculo e incorporados después a éste. Otra posibilidad, según la hipótesis que manejaron los expertos, es que el flujo aéreo que provocan las pisadas hiciese ascender el hongo hacia el recipiente con material de deshecho. Desde este foco, el mucor pudo pasar al aire ambiental e infectar a los pequeños.

El mismo informe indica que a partir de entonces se tomaron "las medidas adecuadas y no ocurrió ningún caso más de contaminación". Se limpiaron las superficies diariamente y se restringió el tránsito de personal durante las operaciones, entre otras medidas.

Plazo mínimo

El 23 de mayo de este año, la reunión de la Comisión de Infecciones analizó el "problema de infección postquirúrgica por aspergillus". Una niña, operada en febrero, ha fallecido en los días pasados, tras ser detectada una infección por ese hongo un mes después de la operación. La comisión requirió a la dirección renovar el sistema de aire acondicionado en los quirófanos infantiles, en "un plazo mínimo", tras la detección de una contaminación por aspergillus en el quirófano cinco. Un mes después, se cierraron los quirófanos cinco y seis para acometer las obras. En este periodo se realizaron en cada una de estas salas unas cinco intervenciones diarias. El 21 y el 23 de junio, sendos análisis no detectaron hongos. "Hemos cerrado los quirófanos independientemente de la niña fallecida y no debido a que los médicos se negasen a operar", aseguró ayer José Luis Temes, gerente de La Paz.

Solamente la madre de una niña de dos meses afectada de diarrea banal había pedido el alta de su hija anteayer. El personal de mantenimiento que debía desmontar el quirófano cinco preguntó si se iba a contaminar en su trabajo. Varios enfermos se negaron a ser operados, según fuentes del centro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de julio de 1989.

Lo más visto en...

Top 50