Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ecuatoguineanos emitieron su voto obligatorio con Obiang de candidato único

Los ciudadanos ecuatoguineanos, apretujados en silenciosas colas y vestidos con traje de fiesta, acudieron ayer a las urnas para cumplir con su obligación, tal como exige la Constitución de la ex colonia española, de votar en las elecciones presidenciales que ayer se celebraron por primera vez desde hace 20 años. El Gobierno del jefe de Estado Teodoro Obiang Nguema, único candidato, esperaba un respaldo del 88%, de acuerdo a los sondeos previos.

MÁS INFORMACIÓN

La consulta tuvo el carácter de un plebiscito al ofrecer como únicas opciones el o el no a Obiang, candidato de la única formación política legal (Partido Democrático de Guinea Ecuatorial). Desde primeras horas de la mañana, miles de habitantes de Malabo, la capital, desfilaron ante los seis colegios electorales de la ciudad. Ancianos vestidos con su mejor traje, jóvenes con pañoletas con el color verde que simboliza el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE) y mujeres con los bebés atados a la espalda con un paño se veían en las filas para cumplir con la obligación del voto exigida en este país por la Constitución a todo ciudadano mayor de 18 años. Eran las primeras elecciones desde 1968, cuando se proclamó la independencia del país. Entonces, resultó elegido Francisco Macías, derrocado en 1979 por su sobrino, el actual presidente.Las autoridades ecuatoguineanas no pudieron ayer ofrecer cifras exactas del censo electoral de una población que se calcula en unos 350.000 habitantes. Muchos ecuatoguineanos que no figuraban en las listas fueron incluidos en ellas por la propia mano de los encargados de las mesas electorales, en el momento de emitir su voto. Tanto si el interesado figuraba en el censo como si no, los integrantes de la mesa no le exigían presentar ningún tipo de documentación que acreditara su identidad. "No es necesario porque cada guineano debe votar en la mesa de su comunidad que conoce a sus integrantes de sobra", explicó a este periódico el director general de Información, Prensa y Televisión, Maximiliano Mba.

Secreto, pero menos

Para emitir su veredicto, cada votante pasaba a una habitación dispuesta en cada colegio para garantizar que su elección se desarrollara en intimidad y secreto. Allí podía elegir entre dos papeletas: la del , con un lado color rojo y el reverso en blanco y en una esquina el emblema del partido, y la del no, con un lado color negro, el reverso blanco y sin emblemas. "Es para que no se confundan los que no saben leer ni escribir", añadió Mba.Las papeletas eran introducidas seguidamente en las urnas situadas en cada-mesa, dobladas y sin ser introducidas en sobres. A juzgar por los emblemas fáciímente visibles gracias a la transparecencia del papel, las adhesiones al presidente Obiang fueron muy mayoritarias.

Entre las medidas para asegurar el orden -com.o el cierre de fronteras y la ley seca- figuró la restricción M desplazamiento en la isla de Bioko, donde está la capital, Malabo, de: vehículos diplomáticos. En medios españoles se dijo inicialmente que dicha medida iba dirigida sólo a los miembros de la cooperación española, pero la Embajada así como fuentes ecuatoguineanas aseguraron que esta medida es temporal y se aplica a todos los diplomáticos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de junio de 1989

Más información

  • Primeras elecciones desde la independencia de España, en 1968