Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE SAN ISIDRO

Boni no ve claro su futuro, pese al triunfo de ayer

Rafael Perca El Boni, que cortó ayer la primera oreja de la feria, no tenía seguridad de que el éxito le sirviese para firmar muchos contratos en el futuro. Boni se mantenía tranquilo y sereno, "la alegría va por dentro", señalaba, mientras era felicitado por multitud de personas que abarrotaban la habitación.El espada madrileño explicaba sus razones: "Llevo muchos años esperando y sé que, conforme está la fiesta, no es fácil llegar arriba. Para ello es necesario que los empresarios se acuerden de tí y torear muchas tardes bien". No obstante señalaba que él había cumplido triunfando en la corrida de la oportunidad y ayer.

Boni creía haberle dado al toro al que cortó la oreja, y cuya cabeza ha mandado disecar, la lidia correcta: "Con suavidad, sin tirones y matándolo en los medios cuando me lo pidió". Intentó repetir con su otro enemigo: "Pero el presidente no me lo cambió tras el segundo puyazo y ya no sirvió". Dedicaba el triunfo a su madre: "Porque se ha quitado de trabajar recientemente siguiendo mis instrucciones".

MÁS INFORMACIÓN

Mientras comentaba que si hay alguna sustitución en la feria espera ocuparla, llegaba la noticia del percance de Mendes. Boni reaccionó afirmando: "Lo siento muchísimo; siempre es muy desagradable la cogida de algún compañero, aunque indirectamente pudiera beneficiarme". A la habitación seguían subiendo aficionados y amigos, entre ellos un grupo venezolano, a saludarle, y el diestro bromeaba "Ya soy famoso, ¿no?".

Mejora Curro Álvarez

El subalterno Curro Álvarez, que resultó herido en la corrida del sábado al intentar auxiliar a un picador derribado y clavarse en su pierna izquierda una puya que portaba un monosabio, ha experimentado una ligera mejoría. Su mujer, Marisol Blanco, que le acompaña en la residencia sanitaria Primero de Octubre, donde permanece ingresado, indicó que Álvarez pasó una noche muy molesto e inquieto, pero que conforme avanzaba el día iba evolucionando favorablemente.El herido, que recibió muchas visitas de compañeros, comentó en repetidas ocasiones a lo largo de la jornada la mala suerte que había tenido, porque nunca había sucedido un hecho así en Las Ventas. El doctor García Padrós, que le operó en la enfermería de la plaza, y también le visitó ayer domingo, ha ~pronosticado una recuperación de unos 20 días. García Padrós agregó por la tarde en la plaza: "Ese es el plazo lógico, aunque con esta gente siempre se produce el milagro de que se curan mucho antes".

Juan Herrera,el diestro que solicitó una oportunidad vestido de torero en la Puerta del Sol el pasado mes, piensa volver a hacerlo a partir del miércoles. Herrera ha lanzado estos días octavillas desde los tendidos altos. Afirma que está harto de palmaditas en la espalda y de que Chopera no tenga en cuenta las 15.000 firmas de aficionados y 3.000 de abonados que ha recogido a favor de su causa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de mayo de 1989