Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

26 grupos opuestos a la federación vecinal reivindicaron en la calle mayor seguridad

Unas 1.200 personas se manifestaron en la tarde de ayer entre las plazas de Atocha y de la Villa para protestar contra la inseguridad ciudadana. Los participantes en la marcha, convocados por 26 asociaciones de vecinos contrarias a la Federación Regional, pidieron la dimisión de la delegada del Gobierno, Ana Tutor, y acusaron a las autoridades regionales de estar alejadas de las necesidades reales de los madrileños.

Los colectivos convocantes de la manifestación no están vinculados a la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (FRAV), a la que acusan de estar dominada por Izquierda Unida. Algunas de estas asociaciones se han constituido recientemente a raiz de conflictos concretos como el realojamiento de las familias del poblado conocido como el Pozo del Huevo en Moratalaz o la intalación de un Centro de Atención a Drogodependientes en Vallecas.El portavoz del colectivo y representante de la coordinadora de afectados por el realojo de Moratalaz, Juan Domingo García Lozano, manifestó que este colectivo actua sin ninguna manipulación política, con lo que salía al paso de las acusaciones de estar apoyadopor grupos de derecha. "Aquí no pedimos el carné", dijo.

Los manifestantes abuchear.on a un grupo de integrantes del Frente Nacional que se sumó a la manifestación pidiendo mano dura contra la delincuencia. El itinerario de la marcha fue previamente recorrido por la coordinadora de vecinos de Moratalaz favorable al realojo de las familias del Pozo del Huevo. Jóvenes manifestantes arrancaron las pancartas que esta última coordinadora había colocado.

Actitudes racistas

Otras 130 asociaciones vecinales de Madrid y de localidades de la región publicaron ayer un anuncio en la Prensa en el que expresaban su oposición a la manifestación. Estas organizaciones, que consideran que la marcha ataca gravemente su "concepción solidaria de la ciudad", repudian que se utilice el título de asociación de vecinos "para defender las actitudes racistas, la insolidaridad con los más débiles y la insensibilidad con aquellos jóvenes que más necesitan el apoyo y la confianza de la sociedad". La FRAV ha rechazado también la manifestación.La Junta de Portavoces de la Asamblea de Madrid rechazó el miércoles, con los votos del PP y CDS, una propuesta de IU que condenaba la manifestación celebrada ayer. '

Por otro lado, varias decenas de comerciantes de la cooperativa Vallecas 92, que están pendientes de que la Comunidad y el Ayuntamiento elaboren el pliego de condiciones para adjudicar un solar en Palomeras para la construcción de una superficie comercial de 32.000 metros cuadrados, celebraron ayer en el solar un acto simbólico de inauguración " para demostrar a la Administración que la iniciativa va en serio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de abril de 1989

Más información

  • Los convocados pidieron la dimisión de la delegada del Gobierno