Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hussein de Jordania elige como nuevo primer ministro al jefe de la casa real

El hasta ahora jefe de la casa real jordana, general Charif Said bin Shaker, fue designado ayer primer ministro por el rey Hussein para reemplazar a su amigo de la infancia y ex jefe de Gobierno Said al Rifai, que dimitió el pasado lunes. El nuevo Gabinete está formado por 24 personas, dos menos que en el anterior.En una entrevista concedida al periódico kuwaití Al S¡yasía (La Política), el soberano jordano aseguraba que el nuevo Gobierno tendría un carácter "provisional", con la misión primordial de preparar las elecciones. El monarca hachemí, en un mensaje dirigido a la nación la noche anterior, prometió celebrar "lo antes posible" las elecciones al Parlamento y pidió a sus conciudadanos un esfuerzo para salir de la crisis que atraviesa el país.

El nombramiento de Shaker, que ya se daba como seguro desde primeras horas de ayer, no ha despertado, de momento, reacciones negativas entre los observadores políticos de Aminan. A falta de experiencia política, el ex jefe de las Fuerzas Armadas cuenta con un conocimiento directo de los problemas del país, a través del puesto que desempeñaba hasta ahora al lado del rey, con quien le ¿nen lazos de parentesco. Hussein ha pedido al ex primer ministro Mudar Badren que ocupe su vacante como jefe de la casa real.

Las recientes protestas de la población beduina por el aumento de los productos básicos se han transformado, una vez sofocadas, en un clima abierto para la demanda de reformas políticas. Hussein, ante la impopularidad de un Gabinete demasiado alejado de sus gobernados, no ha desaprovechado la oportunidad del descontento para acelerar un proceso de cambio anunciado,pero para el que no existía fecha.Hussein aseguró, en su intervención televisada, que se tomarán "pasos urgentes para la celebración de elecciones parlamentarias ( ... ) ahora que los obstáculos resultantes de la guerra de 1967 han desaparecido". El rey se ha comprometido a acelerar el cumplimiento de su promesa electoral, lanzada el pasado verano, tras la ruptura de lazos legales y administrativos con Cisjordania, ocupada por Israel.

Camino renovador

Se inicio entonces el camino para la revoveción de un Parlamento nombrado 22 años antes, y disuelto ante la incongruencia de representar a una población a la que se dejaba de considerar jordana. Hace 11 días, horas antes de que estallaran las revueltas, el monarca aprobó una ley electoral revisada que elimina la representación de Cisjordania en la Cámara Baja. La convocatoria a las urnas estaba prevista para noviembre. La nueva evolución de los acontecimientos hace prever que se adelante al verano."Estamos satisfechos con el contenido del discurso real", manifestó ayer a EL PAÍS un portavoz de la Asociación Democrática de Sindicalistas, un embrión de partido político tolerado por el régimen. El doctor Yamal Saher expresó el deseo de su grupo de que el nuevo Parlamento "represente al país tal como es". La nueva ley electoral consagra un desequilibrio favorable a la población beduina y más tradicional, en detrimento de las zonas urbanas, donde se concentra la mayoría de origen palestino y los sectores más liberales del país. Así, atribuye ocho escaños a la capital, Aminan, lo que equivale a un diputado por cada 100.000 habitantes, en tanto que en algunos distritos de regiones más distantes, basta con 40.000 votospara lograr un asiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de abril de 1989