El cadáver de Arístegui viajará el viernes a España

"Lo primero que hice al llegar a Beirut fue identificar el cadáver de mi padre, y fue la impresión más fuerte de mi vida", declaró a este periódico Gustavo de Arístegui San Román, hijo mayor del embajador de España en Líbano, Pedro de Arístegui, fallecido el pasado domingo como consecuencia del atroz bombardeo que asoló la ciudad. Gustavo de Arístegui ha viajado a Líbano con la misión diplomática española encabezada por el director general para África y Oriente Próximo, Jorge Dezcallar. El cadáver del embajador será trasladado a España el próximo viernes, primero hasta el puerto chipriota de Larnaca en helicóptero, y desde allí, a bordo de un avión Hércules de la Fuerza Aérea enviado por el Gobierno español, a Madrid.

Más información

Con la delegación española viajó también Juan Díaz Pache, subdirector de Asuntos Consulares y el hermano del difunto, Joaquín de Arístegui, a su vez, embajador en Nigeria.Según Gustavo de Arístegui, el traslado no puede realizarse de forma inmediata "porque tenemos mucho que hacer, hay que obtener el certificado de defunción, y con las formalidades de la legislación española la única forma de conseguirlo es mediante la transcripción del certificado local. Y los registros locales no van a estar abiertos en mucho tiem po. Tendré que buscar en sus papeles, cartas, no sé, porque el testamento lo tengo en España".

Pedro de Arístegui había hecho testamento hace escasamente un año, "precisamente para meter a Yumana y a los dos niños", cuenta su hijo mayor. La señora Arístegui, de 38 años, se encuentra en el hospital del Sagrado Corazón, y al parecer su estado ha mejorado, aunque las secuelas de sus heridas son aún incalculables, dado que permaneció un buen tiempo sin riego sanguíneo cerebral. "Verla", dice Arístegui hijo, "ha sido otra espantosa impresión, porque la tienen en una especie de sala improvisada, en donde guardan los aparatos de rayos X, y la mantienen con un respirador artificial muy precario, que deja de funcionar cuando se va la luz".

Según los médicos, la viuda del embajador tiene un 70% de posibilidades de salvarse, y sólo cuando salga de la anestesia, se sabrá cuales son las secuelas y si es conveniente o no llevarla a España. En cuanto a los hijos habidos por Pedro de Arístegui de este segundo matrimonio, Diego de tres años, y Alejandra, de uno, viajarán junto con los restos mortales de su padre. "Es lo primero que he decidido", prosigue el hijo del embajador. "Han pasado unos días atroces, consolados sólo por el cariño del personal de la Embajada, que se ha portado maravillosamente, y de Paco Muñoz, corresponsal de TVE. Además, Diego fue el primero que vio a mi padre, y los médicos dicen que debo llevarlo inmediatamente a un psicólogo infantil, porque le pueden quedar traumas. A mi llegada, se me ha abrazado como un loco".

La embajada seguirá abierta

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Según informaciones oficiosas, la Embajada española continuará funcionando, aunque tienen que ser reparados los graves daños materiales producidos el domingo. Ninguna embajada extranjera, por el momento, ha decidido abandonar Beirut.

[Asimismo, la delegación diplomática española se entrevistó ayer en Beirut con los embajadores de los demás paises de la CE en Líbano así como con el jefe del Gobierno militar cristiano libanés, el general Michel Aoun, y tenía previsto entrevistarse también con el primer ministro del Gobierno civil musulmán, Salim el Hoss. El jefe de la delegación española, Jorge Dezcallar, se propone elaborar un informe sobre las circunstancias en que se produjo la muerte del embajador español en colaboración con los representantes de la CE en Beirut, así como investigar los restos del proyectil que acabó con la vida de Arístegui y tres personas más, informa Efe.]

Entre tanto, ayer fueron evacuados de Beirut Oeste 70 heridos musulmanes y sus familiares, camino de Sidón, en el Sur, desde donde un ferry les trasladará al buque-hospital francés al que ya fueron evacuados una docena de heridos del área cristiana hace algunos días.

[Por otra parte, la Embajada de Egipto en Beirut resultó prácticamente destruida durante los bombardeos de la noche del lunes al martes, si bien los miembros de la misión diplomática resultaron ilesos, según informó ayer la agencia oficial egipcia Mena. El bombardeo fue de una gran intensidad en tomo a la cancillería egipcia, situada en el sector oeste de la ciudad, informa Efe.]

18 muertos y 120 heridos

Al menos 18 personas murieron y otras 120 resultaron heridas en el bombardeo sufrido en la noche del lunes al martes por la capital libanesa. El bombardeo, que comenzó el lunes por la tarde, alcanzó su momento álgido cerca de la media noche y se interrumpió al alba. Ningún sector del área musulmana de Beirut ni de los suburbios shiíes se salvó de las bombas, al igual que sucedió con los barrios cristianos de la capital, informa France Presse.

La intensidad de los bombardeos impidió que centenares de personas pudieran abandonar Beirut en el ferry que sale del puerto de Junié, vía de escape de la arrasada capital libanesa, donde cerca de 300 personas han muerto y más de mil han resultado heridas en los combates entre las fuerzas cristianas y musulmanas de estas últimas cinco semanas.

Varios pueblos del valle de la Bekaa también fueron bombardeados, mientras la emisora cristiana Radio Voz del Líbano, que acompaña su programación con marchas militares y cantos nacionalistas, indicaba que los objetivos de la artillería de las brigadas leales al general cristiano Michel Aoun son las posiciones de las tropas sirias en el país, informa Efe.]

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción