Las cajas de ahorro de Castilla y León mantendrán toda la plantilla tras su fusión

Los puestos de trabajo de las seis cajas de ahorro de Castilla y León que tienen prevista su fusión a lo largo de este año se van a mantener en su totalidad, según ha puesto de manifiesto el miembro de la ejecutiva de banca y ahorro de UGT y presidente del comité de empresa de la Caja Popular de Valladolid, Juan Saldaña, que ha manifestado que se trata de un "compromiso tras las tres primeras reuniones que mantienen representantes de los trabajadores con el bufete Sagordoy", encargado del estudio de viabilidad laboral de la fusión. La nueva entidad bancaria tendrá una plantilla cercana a los 2.200 trabajadores.Otros puntos del denominado método de trabajo", como el área salarial y el área de estructuras de plantillas, se han comenzado a negociar ya, aunque todavía no se han desarrollado hasta el acuerdo final, según Saldaña.

Ante la oposición, por parte de la Federación Abulense de Empresarios, a que la Caja de Ávila se integre en el grupo que encabeza Caja de León, el portavoz de UGT reconoció que existen "sensibles dificultades para la fusión" y que no son problemas de carácter laboral -en la Caja de Ávila se ha insinuado que más de 150 trabajadores tendrían que desplazarse si se lleva a cabo la fusión- sino ya de carácter social. Si bien, el representante de UGT reconoció que no se conocen todavía datos concretos de la posible movilidad geográfica de los trabajadores.

UGT criticó la postura del CDS que, cuando se firmó el protocolo de fusión de las cajas de ahorro hace un año, no se manifestó en ningún sentido y hace escasas fechas exigió una nueva ley .de órganos de representación, lo que para UGT ya no es coherente porque el proceso está en marcha.

Según esta central sindical, la falta de información ha caracterizado en todo momento el desarrollo de este proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 08 de abril de 1989.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50