Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Curro', la mascota de la Expo, se presentó en Madrid en medio de una gran polémica

Mingote estudia demandar a los organizadores por utilizar el nombre que él propuso)

La mascota de la Expo 92 -un pájaro llamado Curro, con una larga cresta y un pico de colores obra del diseñador checo Heinz Edelmann- fue presentada ayer en Madrid en medio de una gran polémica. La elección de la capital de España como escenario para la presentación del símbolo de la exposición y el propio nombre de la mascota han provocado, por un lado las propestas del alcalde de Sevilla, y por otro, la de la representante y esposa del dibujante Antonio Mingote, Isabel Vigiola, quien afirmó ayer que el nombre de Curro fue propuesto por Mingote para su mascota y que podría presentar una reclamación legal.

El alcalde de Sevilla, el socialista Manuel del Valle, "lamentó" que la primera aparición oficial de la mascota de la Expo se realice fuera de Sevilla y pidió que en el futuro se eviten acciones que puedan chocar con "la sensibilidad" de la ciudad. Hasta la Asociación de la Prensa de Sevilla ha mediado en la polémica y opina que "el pájaro mascota de la Expo debió atravesar el cielo de Sevilla ante los objetivos de la Prensa internacional".La protesta del alcalde fue suscrita por todos los grupos municipales de la ciudad -que a su vez se lamentaron de que el alcalde "siempre se queja muy tarde"-, mientras que el propio presidente de la Junta de Andalucía, José Rodríguez de la Borbolla, y el presidente de la comisión nacional del V Centenario y secretario de Estado para la Cooperación Internacional, Luis Yáñez, calificaron de "localistas" las quejas del alcalde de Sevilla.

Por su parte, el comisario de la Expo 92, Manuel Olivencia, restó importancia a que se hubiera elegido Madrid, mientras que el consejero delegado de la Expo, Jacinto Pellón, indicó que, "si hubiéramos podido, la hubiéramos presentado en Nueva York, porque siempre nos están diciendo que nunca salimos de Sevilla".

Según Olivencia, lo de ayer no puede calificarse de "presentación", sino de "anuncio" oficial. Los organizadores quieren llevar la mascota a Sevilla casi un mes más tarde, el 22 de abril, en un acto popular. El día anterior darán a conocer el hinmo oficial de la Expo, compuesto por Manuel Castillo.

Estos actos marcarán los tres años que restan hasta la celebración de la Exposición Universal.

'Curro', 'Cristóbal' o 'Pepe'

A esta polémica hay que añadir la del nombre escogido para la mascota, Curro. Según la representante y esposa de Antonio Mingote, Isabel Vigiola, este nombre fue propuesto por el propio Mingote para su dibujo, un angelito con gafas y gorra. Vigiola afirmó que su abogado, José María Stampa Braum, está estudiando la posibilidad de presentar una reclamación legal a la Expo por este motivo. "Nosotros habíamos propuesto el nombre de Curro o Currito, y dijimos que si había alguna dificultad para su pronunciación en el extranjero, que le pusieran el de Cristóbal o Cristobalito, y si no, el de Pepe. Lo que no me podía imaginar es que la Expo iba a hacer un ridículo espantoso poniéndole el nombre que propuso Antonio".

Isabel Vigiola añadió: "No puedo creer que al checo se le hubiera ocurrido el nombre de Curro". Edelmann explicó ayer que el nombre que él propuso fue el de Francis y que el de Curro se lo sugirió la Expo. "Sabía que el nombre tenía que ser español, y mi elección fue Francis, igual que mi perro; pero Francisco no sería un nombre adecuado, porque lleva mucho tiempo utilizándose, y la Expo me sugirió el de Curro, que quiere decir Francisco, igual que mi perro".

La esposa de Mingote comunicó la pasada semana al consejero delegado de la Expo 92, Jacinto Pellón, la posibilidad de presentar una demanda legal contra los organizadores del concurso en "una carta de cuatro folios a un solo espacio y escrita con mucha rabia". Isabel Vigiola reconoció que su marido no ha tenido nada que ver en esta polémica, "e incluso", señaló, "me ha prohibido que haga declaraciones a la Prensa". Mingote, según contó su esposa, sufrió ayer rotura de la cabeza del fémur "y no ha querido ver ni por televisión la mascota de Edelmann".

La elección de la mascota, el símbolo estrella de la Expo, ha ocasionado más de un quebradero de cabeza a los organizadores. Desde el primer momento, la Expo 92, aconsejada en materia de imagen por la multinacional norteamericana Burson Masteller, ha querido mantener en un secreto absoluto todo lo relacionado con el concurso. No se dieron a conocer, hasta que no se filtraron a los medios de comunicación, los componentes del jurado, ni tampoco la última votación de las cuatro mascotas finalistas, en la que la de Mingote resultó ser la menos votada.

Esto fue precisamente lo que provocó la renuncia del dibujante madrileño, que durante la dilatada polémica no ha hecho ni una sola declaración. Mingote ha decid do finalmente vender su mascota al Círculo de Lectores, y a punto estuvo de registrar el nombre de Curro. Al respecto, Vigiola comentó: "Yo es que he estado poco maliciosa, pero si no, ¿qué haría la Expo ahora?".

También algunos participantes en el concurso han mostrado su malestar con la Expo. El dibujan te Miguel Ángel Pratico ha urgido a la Expo a que celebre una exposición con todos los trabajos presentados por los concursantes. También sobre este asunto hay contradicciones. Así, mientras Manuel Olivencia manifestó que- "no hay prevista una exposición", Jacinto Pellón dijo que sí lo estaba, y que sólo se hará cuando la figura de Curro esté consolidada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de marzo de 1989