Trámite de expulsión del séquito de una princesa árabe por entrada ilegal

El Gobierno Civil de Málaga ha iniciado los trámites legales para expulsar al séquito de una princesa árabe que mantiene una residencia en Marbella, por encontrarse ilegalmente en España. La iniciativa afecta a casi la totalidad del personal de servicio, unas diez personas, de la princesa Samira, de Arabia Saudí. Todos ellos trabajan en la mansión La changa, situada en la lujosa urbanización Guadalmina, de Marbella. Casi todo el personal al servicio de la princesa es de nacionalidad filipina, pero también trabajan allí varios sirvientes marroquies e indonesios.Algunos de los empleados llevaban bastantes años trabajando en Marbella a su servicio, y su situación de residentes ¡legales parece ser que no ha sido conocida hasta ahora.

La operación policial se efectuó en la mañana del pasado miércoles, en la propia residencia de la princesa. En la noche de ese mismo día, varios empleados se encontraban prestando declaración, a través de intérpetres, en las dependencias policiales.

Ésta es la primera vez que se inicia un expediente de expulsión de un número tan elevado de residentes ilegales en Marbella, donde ha aumentado el número de sirvientes extranjeros, sobre todo filipinos y marroquíes, que trabajan en las residencias de personas árabes o en las lujosas mansiones de propietarios de diversas nacionalidades.

El Gobierno civil de Málaga ha intensificado este año el control de estos emigrantes ¡legales, sobre todo a raíz de la ampliación de la ley de Extranjería. En 1988 fueron expulsados en Málaga un total de 483 extranjeros, y en los primeros meses de 1989 ya se ha aplicado esta medida a más de un centenar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS