Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una fórmula inédita

Las empresas inmobiliarias, que resulten adjudicatarlas en los cinco concursos que se convocarán, deberán entregar en ese momento una parte en metálico de la cantidad total ofrecida. A continuación habrán de redactar, de común acuerdo con los técnicos de la sociedad Campo de las Naciones, el proyecto definitivo del edificio de oficinas u hotel, y deberán construir éste en el plazo que figure en su oferta. Finalizada la construcción, la empresa abonará el resto de la cantidad acordada y sólo entonces se convertirá en propietaria del edificio y la parcela. La aplicación de esta fórmula obliga por tanto a los agentes inmobiliarios (que sólo se dediquen a la explotación de inmuebles) a asociarse con empresas constructoras.La fórmula permitirá al Ayuntamiento tener liquidez económica desde el primer momento y controlar la construcción de los edificios. La sociedad Campo de las Naciones valorará, precisamente a la hora de pronunciarse, la cantidad a invertir en la construcción y el plazo de ejecución que oferten los candidatos.

Los concursos serán convocados en marzo y fallados en abril, con un plazo máximo de ejecución de 3 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de febrero de 1989