Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recetas sin comprador

La Inspección del ICS investigó 401 recetas de fórmulas magistrales facturadas por la farmacia Fita Ramírez durante tres meses y firmadas por ocho facultativos. Se observaron diversas irregularidades, pero la más importante afectaba exclusivamente a tres médicos, con recetas que habían sido facturadas a nombre de supuestos beneficiarios que nunca las adquirieron.De las 118 recetas investigadas que Jaume Vidal Salvat había extendido, resultó que en 99 de ellas los beneficiarios aseguraron que nunca las recibieron. Las 99 recetas fueron facturadas a la Seguridad Social, que pagó por ellas 773.276 pesetas. Esta cifra corresponde a las recetas supuestamente falsas de un solo médico durante tres meses, lo que hace prever que lo descubierto constituye únicamente la punta de un iceberg.

El doctor Pujades García firmó en los tres meses investigados 129 recetas de fórmulas magistrales. De ellas, 52 -por un valor de 569.480 pesetas- no fueron compradas por los pacientes, otras 23 eran dudosas, y 54 habían sido efectivamente adquiridas por los beneficiarios. El tercer médico es Joan Josep Vidal, con recetas irregulares por valor de 143.335 pesetas.

La investigación sobre las 401 recetas reveló también que "el tipo de fórmula prescrita ofrece escasa variación y se corresponde principalmente con medicamentos a base de renitidina, cimetidina, ketoconazol, domperidone, atenolol ( ... ) de los que, en general, existen especialidades registradas con igual composición y dosis". Se observó incluso "la prescripción elevada de fórmulas que, por su composición y finalidad, podrían ser calificados como cosméticos, tales como gel de baño".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de enero de 1989