Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANIDAD

Aumentan en Estados Unidos las acciones judiciales contra los errores médicos

Los procesos judiciales, en aumento, contra los miembros del cuerpo médico por actuaciones consideradas erróneas en Estados Unidos están provocando una auténtica deserción de estos profesionales, especialmente de ginecólogos, que son los que más casos de supuesta mala práctica o errores soportan.

De acuerdo con distintos estudios de instituciones económicas y profesionales, se ha producido un aumento espectacular de este tipo de procesos a los médicos, comparando la actual situación con los años sesenta.Los informes ponen al descubierto que ni siquiera las fuertes cuotas de seguros que tienen que soportar los médicos norteamericanos son suficientes para hacer frente al crecimiento del número de casos de denuncias y condenas por parte de los tribunales.

Según las últimas estadísticas, el 80% de los accidentes profesionales se registra en los hospitales y en el 71% de estos casos están implicados los médicos.

Los más afectados dentro de este grupo profesional son los ginecólogos; por ello son cada vez más los especialistas en obstetricia los que abandonan esta profesión o, para evitar riesgos en los partos, practican cesáreas sistemáticamente. Un 25% de estos ginecólogos, menores de 25 años, ha cambiado de profesión o de especialidad en los 10 últimos años.

Campaña de rehabilitación

La Asociación Médica Norteamericana desarrolla desde hace algunos años una campaña para rehabilitar la profesión, pero la campaña no ha surtido los efectos que se esperaba, según algunos expertos. Cuenta un cirujano ortopédico de Farfaix (Virginia), el doctor Adel Antun, que un paciente suyo a quien había curado una pierna y un brazo se dirigió algunos días más tarde a otro cirujano porque no había quedado conforme con el trabajo del primero."Tras esta segunda operación", añade, "desapareció el médico que se la hizo, y entonces el paciente me llevó a mí a los tribunales exigiéndome 2,5 millones de dólares [unos 290 millones de pesetas]. El proceso ha durado cinco años, y en él he sido humillado, vejado, ridiculizado, para finalmente quedar en la sentencia como inocente. Pero ahora yo pregunto: ¿quién me restituye los clientes que he perdido durante todo este tiempo por culpa de tal acusación?".

Según los médicos norteamericanos, la ley que controla los actos médicos es mucho más restrictiva en Estados Unidos que en Europa. No obstante, los médicos no se hacen cargo directamente casi nunca de las multas que imponen los jueces, ya que para ello pagan elevadas cantidades a las empresas de seguros. Por otra parte, raramente se les retiran las licencias para ejercer la medicina, sino que se les envía a un lugar apartado donde pueden comenzar de nuevo.

Las cosas pueden cambiar en los próximos meses, ya que el Departamento de Sanidad de Estados Unidos pondrá en funcionamiento, a partir del próximo verano, un banco de datos sobre los cuerpos médicos responsables de errores. Este archivo podrá ser consultado por los hospitales y por las autoridades, pero no por el público en general.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de enero de 1989