Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empresarios contra la retirada de las vallas publicitarias de las carreteras

Los empresarios de la publicidad exterior han temblado cuando se han dado cuenta de que la prohibición de los anuncios en las vallas situadas en las carreteras nacionales y en las costas puede ir en serio "porque así lo requiere la seguridad vial y la conservación del medio ambiente". Por ello pretenden impedir que se retiren antes de ocho meses del entorno de las rutas interurbanas más de 5.000 vallas publicitarias existentes en la actualidad. Dicha prohibición está recogida en las leyes de Carreteras y de Costas aprobadas el año pasado.

Un próximo desarrollo reglamentario de las dos leyes clarificará una situación que ahora los empresarios denuncian como confusa. El artículo 24 de la ley de Carreteras recoge la prohibición "de realizar publicidad fuera de los tramos urbanos de las carreteras estatales en cualquier lugar visible desde la zona de dominio público de la carretera, sin que esta prohibición dé derecho a indemnización".No se considera publicidad, sin embargo, los carteles informativos autorizados por el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU). Las sanciones que la Administración puede imponer oscilan entre las 250.000 pesetas -por colocar carteles informativos en las zonas de dominio público sin autorización del MOPU- y los 25 millones de pesetas por establecer cualquier clase de publicidad visible desde la zona de dominio público.

La ley de Costas va todavía más lejos, porque en su artículo 25 prohíbe la publicidad a través de carteles o vallas, o por medios acústicos o audiovisuales, en la llamada zona de servidumbre de protección (100 metros desde el límite del mar hacia el interior de la tierra). Y en el artículo 38, 1 y 2 se especifica que se prohibirá la publicidad por todos estos medios en las zonas de dominio público marítimo terrestre (riberas del mar y de los ríos, albuferas, playas, etcétera).

Consecuencias

El sector de la publicidad ha reaccionado alarmado por las posibles consecuencias que pueden derivarse de esta normativa. Estiman los publicitarios que la retirada de las 5.000 vallas publicitarias de las carreteras supondrá unas pérdidas de cerca de 5.000 millones de pesetas y la desaparición de la mayor parte de las 250 pequeñas empresas de carácter familiar que han concentrado su campo de actuación en la carretera. Las asociaciones más representativas de este sector han pedido al Gobierno que busque una solución solicitando que "se enmienden estas previsiones y se respeten los derechos adquiridos de tal manera que no se produzcan graves perjuicios debido a la aplicación literal de la ley". A esta petición se ha unido el presidente de la CEOE, José María Cuevas.La Asociación Española de Publicidad Exterior, que preside Jorge Alegre, ha elaborado un informe en el que se explica que el concepto que abarca la ley es tan amplio que tendrían que suprimirse no sólo las vallas, sino también otros soportes, como vehículos, gasolineras, anuncios de restaurantes.... Fuentes de la Administración han señalado que el MOPU se ha mostrado receptivo a las peticiones de los empresarios del sector.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de enero de 1989

Más información

  • Dos leyes prohíben estos anuncios