Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Documentos de ETA datados en diciembre muestran su intención de endurecer sus reivindicaciones

La organización ETA pensaba en diciembre pasado exigir una revisión total del estatuto de autonomía durante las negociaciones que tenía previsto entablar con el Gobierno, según se desprende de un documento interno al que ha tenido acceso EL PAÍS. La organización terrorista, lejos de adecuar sus exigencias y plantear una negociación a la baja, posibilidad que contempló el año pasado, vuelve, en el texto, a elevar el nivel de sus reivindicaciones. "La negociación política y la alternativa KAS son conceptos inseparables" afirma. El documento destaca el papel prioritario de ETA como interlocutor en todo el proceso negociador, que, en el mejor de los casos, señala, no finalizará con la entrega de las armas.

Estos textos fueron difundidos entre dirigentes de la organización unas semanas antes de Navidad, fecha en la que ETA tenía previsto realizar el ofrecimiento unilateral de la tregua, y no guardan relación alguna con la documentación incautada a José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera. Según estos escritos, la negociación es tan sólo un instrumento para conseguir el pleno desarrollo de la plataforma KAS. "Cuando afirmamos que la negociación o es política o no lo es, estamos Poniendo el dedo en la llaga de la maniobra del Estado español en descafeinar los procesos políticos y considerarlos policiales. La negociación, como método, es el punto de partida del cambio jurídico-político. Las bases de la soberanía política de Euskadi no son materia de negociación, sino, exclusivamente, las fórmulas de su aplicación a la realidad".La reforma de la Constitución, el derecho de autodeterminación y la redefinición del marco de territorialidad política son los ejes que ETA considera básicos para la primera fase de la negociación. "Hay aspectos" -presos, refugiados, libertades democráticas-, "cuya plasmación será, prácticamente, automática. La modificación de la actual Constitución española (rechazada por nuestro pueblo) es el punto base donde comenzarán a desarrollarse los mecanismos para la consecución de los tres elementos claves de la alternativa. Redefinición de la territorialidad, derecho de autodeterminación y poder competencial".

Condición indispensable

La organización terrorista considera, como condición indispensable para la buena marcha del pulso negociador, la revisión total del estatuto de autonomía. "La negociación supondrá una revisión total del estatuto, suprimiendo los elementos hipotecadores del mismo y, por supuesto, una profundización de competencias (Seguridad Social, salida de las FOP, poder judicial propio, capacidad legislativa en materia educativa, laboral ... ) que, sustentadas en la modificación constitucional, perfile las bases de un proyecto nacional en reconstrucción con un derecho de autodeterminación cuyo ejercicio, a valorar en el momento oportuno, suponga el paso a la independencia".

Los primeros estudios que los dirigentes de la Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS), de la que forma parte ETA, realizaron el año pasado en relación al posible diálogo con el Gobierno reflejaban la insinuación de ETA de ceder protagonismo a Herri Batasuna en una segunda fase del diálogo. Ahora, sin embargo, los autores del mencionado documento son más precisos al reivindicar para ETA el papel de interlocutor en una negociación que rebasa los límites de la pacificación y la amnistía.

"La negociación política se consolida como la única salida factible a la situación. Su maduración y desarrollo son cuestión de tiempo y, por supuesto, tiene que centrar la actividad del movimiento de liberación nacional vasco". Al referirse a la entidad representativa de los interlocutores en la negociación, el documento señala: "Evidentemente, ETA y el Estado español. Porque ETA es la expresión más dura y aglutinante del conflicto vasco. Existe un interlocutor irremplazable, ETA, que se configura como sujeto clave de la negociación, pudiéndose arbitrar o formalizar dentro del proceso negociador la creación de unas comisiones técnicas, en donde participaría HE, para avanzar en determinados temas, pero siempre en función del marco negociador ETA-Estado".

En el documento se hace hincapié en el carácter técnico de la mesa de negociaciones. "Junto con el Gobierno del PSOE deben estar representados los poderes reales, que, a fin de cuentas, deberán dar su visto bueno a las reformas jurídicas derivadas de los acuerdos entre ETA y el Estado. A partir del acierdo ETA-Estado sería necesario", dice el documento, "formalizar un proceso de traslación para su institucionalización práctica. Aquí, con HB y PSOE como protagonistas fundamentales, es donde participarían el resto de opciones políticas, que habrán tenido en el PSOE su representante en las negociaciones".

ETAconsidera que la suspensión de sus actividades tan sólo se produciría después de un acuerdo.Y, ni siquiera en ese caso, la suspensión de actividades armadas significarían el fin de la violencia en Euskadi. Todo dependería, según el documento, de las condiciones políticas que atraviese la comunidad autónoma vasca: "El armisticio no significa sino el silencio de las armas y una posición de defensa de las conquistas, que podría extenderse al apoyo de las luchas obreras y populares, en función siempre del nuevo contexto, de la actitud del Estado español y de la propia correlación de fuerzas en el marco nacional vasco".

Traslado a París

[Por otra parte, las autoridades judiciales francesas informaron ayer, a Josu Ternera que ha sido inculpado de diferentes cargos, entre ellos, asociación de malhechores, informa Efe. Según fuentes pociales, además del dirigente etarra, han sido inculpadas las otras cuatro personas detenidas en Bayona -Elena Belolli, Battitta Larzábal, Jacqueline Idiart y Agnes Cerlo- Los detenidos se encontraban anoche detenidos en la comisaría de Bayona y serán trasladados hoy, lunes, a París para continuar los interrogatorios.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de enero de 1989

Más información

  • Las autoridades francesas inculpan a 'Josu Ternera' de asociación de malhechores