Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sectores de HB pidieron a los activistas la prolongación de la tregua

Sectores de Herri Batasuna (HB) plantearon a la dirección de ETA Militar, la conveniencia de prolongar la tregua unilateral iniciada por la organización terrorista el pasado 8 de enero o al menos de que aceptara una ampliación de los 15 días previstos inicialmente si el Gobierno condicionaba a este punto la reanudación de los contactos en Argel. ETA, según han informado fuentes de la coalición independentista, no dio una respuesta positiva a la demanda pero se mostró abierta a tomarla en consideración.

La entrevista se produjo días antes de la detención en la localidad francesa de Bayona del dirigente etarra José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, probablemente cuando la tregua ya se había iniciado, aunque la fecha no ha podido ser precisada.

Contacto con partidos

La reunión formaba parte, según las mismas fuentes, de los contactos de ETA con "partidos y personalidades políticas" a los que ha aludido en días pasados el eurodiputado de la coalición abertzale Txema Montero. El presidente del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Xabier Arzalluz, negó ayer la presencia de su formación en tales contactos.Tras la reunión de representantes de Herri Batasuna y de ETA, los primeros no pudieron constatar si su propuesta tenía algún efecto o si era aceptada, "precisamente porque la detención de José Antonio Urrutikoetxea ha representado una dificultad añadida para la evolución positiva de los acontecimientos", según han señalado. Durante la conversación fueron examinados "los inconvenientes y las ventajas" de la extensión de la tregua, sobre todo si, como se consideraba probable, ésta era exigida como condición previa por el Gobierno español para reanudar los contactos en Argel con Antxon Echeveste.

Los mismos sectores de Herri Batasuna favorables a una prolongación del período de inactividad terrorista consideraron 'prácticamente descartable", sin embargo, que ETA llegue a aceptar ampliarlo con carácter indefinido y previo a la reanudación del diálogo como el Gobierno español ha pedido a través de las autoridades argelinas.

El punto de encuentro entre ambas posiciones aparentemente irreconciliables, añaden las mismas fuentes de la coalición abertzale Herri Batasuna, podía ser la prolongación de la tregua "en una medida suficiente para dar paso a la formación de una mesa de diálogo y al establecimiento de un calendario de conversaciones, que parecen los siguientes pasos lógicos y necesarios".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de enero de 1989