Agustín Charles, premio para jóvenes compositores

El premio para jóvenes compositores decidido anteayer en el Auditorio Nacional, fue declarado desierto por el jurado. Se otorgó el segundo premio al que obtuvo el primero en la primera convocatoria, Agustín Charles, por su obra Ambients. El jurado estaba compuesto por Rogelio Groba, José García Román, Juan José Falcón, Antón García Abril y José Luis Turina.El premio convocado por la Sociedad General de Autores de España (SGAE) se celebra desde el pasado año y es un concurso entre compositores jóvenes. Está dotado con un primer premio de 750.000 pesetas y un segundo de 450.000. Un jurado previo, compuesto por tres personalidades de la creación musical, selecciona las obras presentadas, y otro tribunal, más amplio, falla los galardones en un concierto público. Posteriormente las partituras finalistas aparecen grabadas en disco.

Charles, que recientemente obtuvo el Premio Reina Sofía, de la Fundación Ferrer Salat, nació en Manresa el año 1960, y se formó con Ángel Soler, Miquel Roger, Carles Guinovart y Josep Soler, en Barcelona, así como con Cristóbal Halffter, Guinjoan, Tomás Marco, Encinar y García Abril en diversos cursos. En Siena trabajó con Franco Donatoni. Desde 1985 ha estrenado obras como el trío Colors, Secuencias, para piano; Per a Lola, distinguida en la Tribuna de la March, Zweidutig y Ubergang, en las que viene demostrando saber y personalidad.

Generación

En Ambients, Agustín Charles se acerca al free jazz a través de un lenguaje que debe no poco al ejemplo de Halffter por la potencia y vertebración, la riqueza de color instrumental y la consecución de un ambiente tan conseguido que hace honor a la denominación de la obra. Estamos sin duda ante un cabeza de fila de su generación, la de 196 1, que inauguran los nacidos en 1954 (Encinar, Núñez, Aracil, Luque) y cierran los de 1968, Pérez Zafra o Sánchez Hernández, y en la que cuentan Garrido, Muix, Casablancas, Hidalgo, José Manuel López, Albert Llanas, Seco, Macías, Balboa, Durán Lóriga, Brotons, Guibert, García Demestres, Cano, Viaño, M¡yar, Martínez Izquierdo, Galán, Del Puerto, Larrañaga y Charbonier.Del madrileño Guibert (1959) escuchamos Luisyana, una pieza atmosférica y de gran refinamiento expresivo y acústico; de Mauricio Soulelo (1961), formado en Madrid y Viena, Et l'avare silence, de medido lirismo, firme estructuración e inteligente explotación de la oposición sonidosilencio; de Manuel Seco (Madrid, 1958), formado con Bernaola, García Abril y Donatoni, Concierto de Verona, para oboe y cuerda, evocador desde una óptica personal del mundo barroco italiano, lo que da lugar a un juego técnico-estilisto interesante.

El Grupo Círculo, esta vez con 11 elementos, garantizó la categoría de las versiones gracias al mérito individual de los instrumentistas y a la labor admirable de su director, José Luis Temes, a quien tanto debe la música de nuestro tiempo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de diciembre de 1988.