Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El porvenir del partido único, a debate

Lo esencial en el actual baño de libertad de los argelinos es el gran debate nacional sobre el porvenir del FLN. La base de partido único se moviliza para defenderse y una buena parte rechaza tanto el multipartidismo como la simple apertura del FLN a otras sensibilidades políticas. Algunos militantes del partido llegan a afirmar que los sucesos de octubre fueron provocados por una sobredosis de películas tipo Rambo entre la juventud argelina.Las pasadas semanas, las reuniones locales y regionales del FLN, preparatorias del congreso que se abre el domingo, protestaron al unísono por lo que llamaron "la histeria anti-FLN desencadenada por la Prensa extranjera". La conferencia regional de las wilayas del centro terminó afirmando que "el FLN es el guía de la nación y del pueblo, la fuente de la unidad, el pionero de la lucha de ayer y de hoy y también de la de mañana". El comunicado final de la conferencia daba enérgicos vivas "al Partido, la revolución socialista y nuestros valerosos mártires".

La mayoría de la población no parece tener la misma opinión, y se expresa por "una democracia sin adjetivos". Cherif, de 35 años, trabajador en Tizi-Uzu, dice secamente: "Antes de la independencia, el FLN tenía como enemigo a Francia; hoy es el pueblo". Este testimonio se publicó en el propio órgano del partido único argelino.

La Prensa publica lo que llama el asunto Tamaris, el testimonio de cuatro jóvenes de AinTaya secuestrados por grupos parapoliciales y torturados con látigos de hierro y fuego aplicado en los genitales. Al describir con todo lujo de detalles los malos tratos, las torturas, los ultrajes, los abusos y corrupciones de su corta historia como Estado independiente, muchos argelinos despiertan de lo que un editorialista de Algerie Actualité califica de "el sueño fantasmal de ser un pais no como los otros, mejor que los otros, pues nuestra fe iluminaba la tierra entera".

Hay miedo en Argelia a que, una vez pasada la resaca de octubre y prietas las filas del partido único para el próximo congreso, se cierren los espacios de libertad conquistados en el país este otoño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de noviembre de 1988