Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Declaraciones conjuntas

Salinas, Asturias.

Se quiere discriminación de los matrimonios con respecto a las parejas que conviven sin casarse. Vale. Pero que no estén discriminados tampoco los matrimonios en que solo trabajo un cónyuge.Solución: que tributen los matrimonios considerando sus ingresos como gananciales, atribuyendo a cada cónyuge la mitad de los ingresos, a menos que tengan separación de bienes, en cuyo caso, que cada uno tribute por lo que ingresa.

Así tributaría menos un matrimonio que un soltero que gana igual, porque, en un sentido amplio, hay que llamar ganar a lo que: queda después de vivir, y el matrimonio, sobre todo con hijos, ha de gastar mucho más para víví- que el soltero. ¿No es para las empresas ganar los ingresos menos los gastos? Y en este supuesto, que quiten de una vez las miserias que se deducen por los hijos. Son de risa- Manuel Prieto Pino.

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de noviembre de 1988